Por: Gabriel Hernández

 

En los últimos meses Uber se ha convertido en uno de los sistemas más polémicos en México y el mundo. ¿El motivo? Su radical modelo de negocio para el transporte.

Uber, que tiene un valor actual de 50 mil millones de dólares, nació como idea a finales de 2008 respondiendo la necesidad de Garret M. Camp y Travis Kalanik, dos amigos ingenieros de Canadá y Estados Unidos respectivamente que se encontraban en París y no encontraban un taxi para poder acudir a un congreso de innovación.

La visión en su concepción fue ¿por qué no solicitar a través de mi móvil, un auto para que me recoja? Y después de un mar de ideas y una inversión de $250 millones de dólares –resultado de ventas millonarias que hicieron por proyectos desarrollados en años anteriores- nació Uber; una aplicación para solicitar transporte privado basándose en el lema “Everyone’s private driver”.

La primer ciudad donde operó en modo piloto fue Nueva York y gracias a sus espectaculares resultados, la empresa decidió expandirse a Boston, San Francisco, Washington, Chicago y Seattle. Su modelo gustó y posteriormente se extendió por varias ciudades del mundo hasta llegar el año pasado a nuestro país.

El modelo de negocio de Uber es muy sencillo; se requiere un auto reciente con ciertas características, y que se cumpla una larga lista de requisitos. El atractivo radica en que al ser un auto particular, no se requieren ni placas, ni permisos especiales y a diferencia de los taxistas tradicionales, al menos el 80% de la ganancia va directamente al bolsillo del propietario. Asimismo, el operador no cuenta con un horario específico pudiendo incluso combinar esta actividad con otras labores, no existe cuota mínima diaria para sus vehículos y la tarifa es la misma las 24 horas del día.

Como usuario, solo debe descargarse la aplicación a un dispositivo móvil, se dan los datos básicos y se proporciona un número de tarjeta de crédito. Cada que se requiere un servicio, solamente se accede a la app, se indica el destino y cuando el conductor es asignado dependiendo de la ubicación de quien lo solicita se indica su nombre, vehículo y placas, para mayor seguridad. Una vez finalizado el servicio, el sistema envía un correo con el resumen del viaje y monto, además de que los usuarios pueden calificar al chofer, quien de la misma manera califica a los usuarios para que otros conductores tengan referencias.

En las grandes ciudades de México, la “revolución” comenzó en varios segmentos de la población: por un lado los usuarios de un servicio confiable y de calidad, a precios inferiores que los taxis, por otro; se crearon fuentes de autoempleo con requisitos mínimos y buenas utilidades y por último, para personas que “rentan” su auto a choferes de Uber mientras no lo usan. Todo esto enfureció a las asociaciones de taxistas y transporte, quienes han hecho protestas en diferentes ciudades, ya que ahora se ven obligados a mejorar sus servicios (con lo cual todos ganan). Por su parte, los gobiernos están trabajando para adaptarse e implementar leyes que permitan la operación de todos con el mínimo de conflictos.

En lo personal, he tenido la oportunidad de utilizar el servicio en la ciudad de México. La mayoría de los choferes tienen cierto nivel educativo y económico; y me llamó la atención uno de ellos quien además de manejar su auto, tiene otros 2 “concesionados”, y me comentó que en conjunto los 3 le dejan aproximadamente $60,000 libres al mes. ¡Nada mal comparado con un profesionista que en promedio gana $6,870 de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de este año! No en vano hay mucho interés por seguir haciendo crecer este tipo de servicios.

Actualmente, Uber no solamente ofrece autos sino también yates y helicópteros en otras ciudades del mundo, haciendo accesible este tipo de servicios a un mayor número de personas.

Falta mucho camino por recorrer y seguramente éste será el inicio de una larga lista de innovaciones que ayudarán a incrementar la competencia dándonos más alternativas como usuarios, prestadores de servicios o inversionistas.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

NINGÚN COMENTARIO

Deja un comentario