Domingo, abril 30, 2017
Tecnología

Por: Gabriel Hernández

 

En los últimos meses Uber se ha convertido en uno de los sistemas más polémicos en México y el mundo. ¿El motivo? Su radical modelo de negocio para el transporte.

Uber, que tiene un valor actual de 50 mil millones de dólares, nació como idea a finales de 2008 respondiendo la necesidad de Garret M. Camp y Travis Kalanik, dos amigos ingenieros de Canadá y Estados Unidos respectivamente que se encontraban en París y no encontraban un taxi para poder acudir a un congreso de innovación.

La visión en su concepción fue ¿por qué no solicitar a través de mi móvil, un auto para que me recoja? Y después de un mar de ideas y una inversión de $250 millones de dólares –resultado de ventas millonarias que hicieron por proyectos desarrollados en años anteriores- nació Uber; una aplicación para solicitar transporte privado basándose en el lema “Everyone’s private driver”.

La primer ciudad donde operó en modo piloto fue Nueva York y gracias a sus espectaculares resultados, la empresa decidió expandirse a Boston, San Francisco, Washington, Chicago y Seattle. Su modelo gustó y posteriormente se extendió por varias ciudades del mundo hasta llegar el año pasado a nuestro país.

El modelo de negocio de Uber es muy sencillo; se requiere un auto reciente con ciertas características, y que se cumpla una larga lista de requisitos. El atractivo radica en que al ser un auto particular, no se requieren ni placas, ni permisos especiales y a diferencia de los taxistas tradicionales, al menos el 80% de la ganancia va directamente al bolsillo del propietario. Asimismo, el operador no cuenta con un horario específico pudiendo incluso combinar esta actividad con otras labores, no existe cuota mínima diaria para sus vehículos y la tarifa es la misma las 24 horas del día.

Como usuario, solo debe descargarse la aplicación a un dispositivo móvil, se dan los datos básicos y se proporciona un número de tarjeta de crédito. Cada que se requiere un servicio, solamente se accede a la app, se indica el destino y cuando el conductor es asignado dependiendo de la ubicación de quien lo solicita se indica su nombre, vehículo y placas, para mayor seguridad. Una vez finalizado el servicio, el sistema envía un correo con el resumen del viaje y monto, además de que los usuarios pueden calificar al chofer, quien de la misma manera califica a los usuarios para que otros conductores tengan referencias.

En las grandes ciudades de México, la “revolución” comenzó en varios segmentos de la población: por un lado los usuarios de un servicio confiable y de calidad, a precios inferiores que los taxis, por otro; se crearon fuentes de autoempleo con requisitos mínimos y buenas utilidades y por último, para personas que “rentan” su auto a choferes de Uber mientras no lo usan. Todo esto enfureció a las asociaciones de taxistas y transporte, quienes han hecho protestas en diferentes ciudades, ya que ahora se ven obligados a mejorar sus servicios (con lo cual todos ganan). Por su parte, los gobiernos están trabajando para adaptarse e implementar leyes que permitan la operación de todos con el mínimo de conflictos.

En lo personal, he tenido la oportunidad de utilizar el servicio en la ciudad de México. La mayoría de los choferes tienen cierto nivel educativo y económico; y me llamó la atención uno de ellos quien además de manejar su auto, tiene otros 2 “concesionados”, y me comentó que en conjunto los 3 le dejan aproximadamente $60,000 libres al mes. ¡Nada mal comparado con un profesionista que en promedio gana $6,870 de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de este año! No en vano hay mucho interés por seguir haciendo crecer este tipo de servicios.

Actualmente, Uber no solamente ofrece autos sino también yates y helicópteros en otras ciudades del mundo, haciendo accesible este tipo de servicios a un mayor número de personas.

Falta mucho camino por recorrer y seguramente éste será el inicio de una larga lista de innovaciones que ayudarán a incrementar la competencia dándonos más alternativas como usuarios, prestadores de servicios o inversionistas.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Gerardo Garibay Ca...

POPULAR VIDEO

Por: Susanne Landers.

Madre de familia y reportera freelance (NYC).

 

El internet es en mi opinión, una de las mayores invenciones que nuestra civilización ha creado. Conecta comunidades, soluciona problemas, acorta las distancias, disminuye los costos y contiene toda la información que el hombre ha generado desde sus primeros pasos en el planeta. En últimas fechas y como respuesta a la tendencia de la importancia del conocimiento, diversas plataformas de educación gratuita han surgido, siendo edx.org la de mayor impacto ya que logró concentrar 85 socios institucionales y a las mejores universidades del mundo para abrir gran parte de sus cursos a la comunidad global.

Esta iniciativa fue fundada en mayo de 2012 por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como una iniciativa de cursos en línea abiertos y masivos.

El objetivo de edX es el de incrementar el acceso a educación de alta calidad para todos sin importar el lugar en donde se encuentren y mejorar el aprendizaje y la impartición de clases en línea a través de la investigación.

La selección del curso es lo complicada debido a la gran variedad de opciones en cuanto a Universidades y a las 31 áreas del conocimiento que se ofrecen: Arquitectura, Arte y Cultura, Biología y Ciencias de la Vida, Negocios y Administración, Química, Comunicación, Ciencia Computacional, Análisis de Datos y Estadística, Diseño, Economía y Finanzas, Educación, Electrónica, Energía y Ciencias de la Tierra, Ingeniería, Estudios Ambientales, Ética, Nutrición, Salud y Seguridad, Historia, Humanidades, Lenguas, Derecho, Literatura, Matemáticas, Medicina, Música, Filantropía, Filosofía, Física, Ciencias y Ciencias Sociales.

Si la selección es difícil, la inscripción es por demás sencilla. Simplemente nos registramos creando un usuario o a través de nuestra cuenta de Facebook y posteriormente buscamos el curso que sea de nuestro interés y con un solo click, comenzamos a tomarlo. Cabe mencionar que debido a la estructura de los diferentes programas, algunos tienen un calendario con fechas fijas, sin embargo; existen muchos más donde cada uno va definiendo a su propio paso el avance del curso.

En caso de no estar interesado en obtener un certificado, el alumno tiene la opción de ser exclusivamente un oyente en la clase (lo aprendido nadie te lo quita) por lo que no tendría la obligación de cumplir con las lecturas del material requerido, así como la de presentar tareas y exámenes. Por el contrario, si se desea obtener un certificado válido profesionalmente por parte de edX en conjunto con la institución académica responsable, dicho curso tendrá un costo y el compromiso de cumplir con los deberes académicos correspondientes.

Ahora bien, si lo que se busca es solamente aprender y desarrollarse, existe una opción gratuita del MIT donde no se toman clases, pero si se puede leer todo el material de más de 2,260 cursos que tienen disponibles en línea. Su plataforma llamada OpenCourseWare busca empoderar a las mentes, hacer a su escuela más efectiva, mejorar sus cursos y entre todos, encontrar respuesta a los retos más difíciles del planeta, incluyendo el desarrollo sustentable, el cambio climático y la erradicación del cáncer.

Pero ¿cómo se inscribe uno a esto? Simple, solo ingresas  a www.ocw.mit.edu y ¡eso es todo! Existen cursos y materiales traducidos a 6 idiomas, entre ellos el español y de tan diversas áreas del conocimiento como: Negocios, Energía, Ingeniería, Artes, Salud y Medicina, Humanidades, Matemáticas, Ciencias, Ciencias Sociales, Sociología y Educación.

La gran mayoría de usuarios provienen de los Estados Unidos y Canadá (44%), China e India (29%), Europa (17%), siendo los más bajos América Latina (4%) y África (2%). La comunidad de OCW se divide entre estudiantes, profesores y autodidactas, siendo esta última la más numerosa. Personas de distintos orígenes y ocupaciones han logrando encontrar en esta herramienta, la asistencia académica necesaria que les permitió dar un paso más en su educación, terminar la universidad o encontrar respuesta a problemas profesionales que enfrentaban.

Plataformas como edX y MIT OCW vienen a demostrar que el internet es más que información inútil, memes y redes sociales, sino que de acuerdo al uso que se le de, puede representar la diferencia entre el desarrollo personal y el estancamiento comunitario.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por: Wang Fang

Ex ejecutiva de Cisco Systems. Maestra de escuela, adicta al yoga y a viajar.

Con las vacaciones decembrinas prácticamente encima, es bueno conocer opciones económicas para viajar unos días, inclusive si se tiene un presupuesto apretado. El internet ha traído una competencia brutal para los prestadores convencionales de servicios al turismo y han estremecido prácticamente el sector. Existen opciones de intercambios para dormir, servicios de hospitalidad y hospedaje, acomodo para expatriados y muchos más. La oferta es tan amplia que hasta existen ofertas Premium solo para intercambios de casas entre ricos, famosos y multimillonarios.

Home Exchange.

Ser miembro tiene un costo aproximado anual de 2,500 pesos y le da a uno la posibilidad de intercambiar residencia entre 65,000 opciones en 150 países. Deben subirse fotografías y videos de la casa que se ingresa al programa así como colocar las preferencias de viaje y explicar cuantas personas viajan.

www.homeexchange.com

Airbnb.

La plataforma permite alquilar casas y habitaciones. Cuenta con más de 1,500,000 opciones de hospedaje en 190 países y representa un ahorro considerable para los viajeros. Esta es mi opción de hospedaje principal y en el 95% de los casos he tenido experiencias más que gratas.

www.airbnb.com

Couchsurfing.

Es quizás la web más antigua de este tipo. La idea es que una persona acoja a otra en su casa, por el simple gusto de recibir gente y conocer a personas de otros lugares. El usuario sube sus datos a su perfil y puede pagar o no hacerlo, aunque la web recomienda que sí lo hagan.

www.couchsurfing.com

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por: Susanne Landers

Si eres de las personas que llevan para todos lados una libreta, una Moleskine, tienes miles de papelitos en la bolsa o la cartera y le tomas fotos a tus notas en servilletas para no olvidarlas, Stepan Pachikov y Phil Libin, pudieron haberte solucionado la vida para siempre con Evernote, una herramienta que todo el mundo conoce pero “solo” 127 millones utilizan.

Evernote es una compañía americana que ofrece en una plataforma cerrada servicios de software premium, diseñados para tomar notas y archivar información. Sus aplicaciones y productos definen la manera como las personas y los equipos trabajan y colaboran todos los días, como ellos lo dicen, Evernote es el espacio de trabajo perfecto para todo lo que tengas que hacer.

Su sistema, permite la creación de notas que pueden guardarse como texto,  página o sección de página web, fotografía, memo de voz o nota escrita a mano. Las notas pueden incluir archivos adjuntos y ser ordenadas por folders, etiquetas o notas, pueden ser editadas por varias personas, exportadas como parte de una libreta y una de mis opciones favoritas es la de buscar dentro de los documentos que tienes archivados, es decir; si buscas la palabra “Saldo” dentro de Evernote, y tienes guardados ahí tus Estados de Cuenta bancarios, localiza la palabra exacta dentro de cada documento y la muestra en la pantalla.

Hoy en día, se trata de una empresa privada e independiente ubicada en Redwood City, California y a pesar de contar con cerca de 400 empleados, alcanza ventas anuales aproximadas de 300 millones de dólares.

La misión de Evernote es la de generar un cerebro externo, una herramienta que hace más inteligente a las personas cuando la usan, que hace la vida más fácil cuando uno vive inmerso en un mar constante de información diaria, pero en un mar de aplicaciones y sistemas para notas, ¿por qué triunfa Evernote? porque en un mundo donde todo es social, esta herramienta llega a ser muy personal, no consiste en compartir, sino en guardar información propia: la personal y la profesional, las recetas, las fotos de los viajes y el manejo de la empresa.

A título personal, esta simple aplicación cambió mi forma de trabajar, ya que pasé de escribir notas en papel y audios de voz en una grabadora o en mi teléfono a concentrar todo en Evernote: Chats con los diferentes editores, con otros compañeros periodistas, las listas de cosas que comprar en el supermercado, páginas de internet para revisar después, links de sitios web, cotizaciones para clientes, fotografías personales y recetas de cocina… todo esto sin usar una simple página de papel y además continúa funcionando sin conexión a internet.

El programa funciona prácticamente para todas las plataformas existentes: Microsoft Windows, OS X, Android, iOS (iPhone, iPad, iPod Touch, Apple Watch), Windows Mobile, Windows Phone, WebOS, Maemo, BlackBerry y Google Wave. Además la compañía ha firmado alianzas con empresas como: Adonit, Moleskine y Post It Notes para desarrollar aplicaciones con un estilo y papel para notas manuales para escanear la información a la pantalla.

Por cierto, en México, Evernote tiene una alianza con Movistar, con la cual el servicio Premium, el cual tiene un costo de $399 anuales, es totalmente gratuito y permite además de todo lo mencionado anteriormente: transformar las notas en presentaciones, realizar notas en archivos PDF, digitalizar tarjetas de presentación y otras más.

Al paso de crecimiento que la empresa del elefante tiene, se podrá convertir en una de las aplicaciones base para cada teléfono móvil, tableta y computadora personal.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por: Susanne Landers.

Para personas como mi esposo, quien es un fanático de todo lo que produzca la empresa de Cupertino, el Apple Watch se ha convertido en un artículo necesario, la más maravillosa creación que algún relojero pudo siquiera imaginar y aunque estoy segura que existen millones de personas como Bob alrededor del mundo, es necesario hacer un análisis frío y detallado para emitir una opinión objetiva que ayude a definir la adquisición con conocimiento de por medio.

Algunos de los críticos del reloj de la manzana, aseguran que es un buen primer intento pero que permite ver notificaciones, realizar comandos de voz y utilizar sensores de última generación pero que como toda primer generación, es un producto de alto costo y con muchos “bugs” que deben todavía eliminarse.

De la misma forma, es necesario mencionar que Apple llegó tarde al juego de los relojes inteligentes ya que antes de la empresa de Jobs, estuvo Microsoft, Pebble, Samsung y Google.

Una de las primeras cosas que llama la atención, es el tamaño ya que viene en dos cajas, una de 38mm y una de 42mm que contiene una batería de mayor capacidad. Los acabados y el “feeling” de los materiales es magnífico, mucho mejor que cualquier otro smartwatch del mercado. Tiene una precisión en el ajuste a la muñeca que haría sentir orgulloso al mismo Steve Jobs, sin embargo; también tiene un área de oportunidad muy grande en la pantalla ya que no responde de la manera óptima cuando le da la luz del sol de manera directa.

El usuario del Apple Watch interactúa con el reloj a través del tacto, tocando la pantalla, lo que abre un menú similar al del botón derecho o a través de la llamada “corona digital” la cual es una perilla que te lleva a través de las diferentes opciones de texto, menú y niveles de zoom en un mapa. Ambos son efectivos, pero en algunas aplicaciones, su uso se vuelve un poco confuso.

Posiblemente el mejor uso del reloj, es que se convierte en un centro de notificaciones, abriendo la posibilidad de dejar siempre el iPhone en la bolsa del pantalón, del saco o la mochila. Las notificaciones al igual que con el teléfono pueden configurarse y dentro de los críticos y los empleados de Apple, las notificaciones de email son las más útiles y consultadas por los usuarios.

Además del moderno look que ofrece, Apple cuidó e invirtió millones de dólares para desarrollar un monitor de actividad cardiaca y un tracker de actividades que permita desde la comodidad de una aplicación, revisar nuestra salud de manera cotidiana y constante. Así, incrementar la actividad física o reducir el número de calorías ingeridas al día, se convierten en objetivos más fácilmente alcanzables.

Hasta aquí, pareciera que todas las funcionalidades del reloj son maravillosas, sin embargo; sumado a la definición de la pantalla y al scroll de la corona digital, el teléfono y la calidad de la llamada es algo en lo que se debe mejorar substancialmente, ya que en un lugar silencioso, resulta fácil escuchar por altavoz a tu interlocutor, sin embargo; en un lugar ruidoso – como el interior de un restaurante – es muy difícil comprender la voz del otro lado de la línea y debido a que no es posible utilizarlo con audífonos, nos arriesgamos a que todos los demás, escuchen nuestra conversación.

Debido a los costos de introducción, los cuales van de los 550 a los 1,100 USD, soy de la opinión de que es aún muy pronto para sentenciarlo como un producto que será una simple moda o uno que llegó para quedarse como los demás productos de la firma californiana.

Si lo suyo es el diseño y la comodidad de un reloj que resulta ser también un gadget, usted estará – al igual que mi esposo – feliz con su compra, sin embargo; las inconsistencias en cuanto a las opciones al tocar la pantalla, la duración de la batería y al ser esta una primera versión, me hacen recomendar que lo mejor es esperar el segundo modelo.

Por cierto, dice mi papá que ¡también sirve para dar la hora!.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Andrés Navarro TW. ...

POPULAR VIDEO

Por: Susanne Landers. Madre de familia y reportera freelance (NYC).

En el maravilloso mundo de la tecnología y las aplicaciones los límites no existen y Acorn ha demostrado que esta posibilidad puede extenderse al mundo de las inversiones y las finanzas.

Acorns es una app que permite a sus usuarios realizar redondeos en las compras y automáticamente invertir la cantidad necesaria para llegar al número entero inmediato superior, es decir; si anteriormente guardábamos el cambio en alcancías, hoy haremos lo mismo, simplemente que se irá a una cuenta de inversión que podrá generar rendimientos atractivos al final del año.

El engrane y mecanismo financiero de este desarrollo está construido para trabajar siempre enlazado con tus tarjetas de débito y tu banco para facilitar así la microinversión, a través de un portafolio diversificado de fondos indizados el cual permite comprar fracciones, ahorrar automáticamente e invertir montos mínimos de manera frecuente.

La compañía fue fundada por Walter y Jeff Cruttenden en compañía de un grupo de matemáticos, ingenieros y profesionales de las inversiones, y cuentan con el respaldo del Dr. Harry Markowitz, premio Nobel de Economía (1990) quien es el padre de la Teoría del Portafolio Moderno.  

La aplicación permite elegir el nivel de riesgo de acuerdo a tu perfil de inversionista (Conservador, Conservador moderado, Moderado, Agresivo moderado y Agresivo) y administra los peligros a través de la diversificación entre acciones de empresas grandes, acciones de empresas pequeñas, acciones de mercados emergentes, bonos del gobierno, bonos corporativos y acciones de bienes raíces.

Medios tan prestigiados como Bloomberg Businessweek y USA Today la califican como la puerta de entrada para los jóvenes al mundo de la inversión y aseguran que Acorns permite convertir el cambio de todos los días, en grandes montos.

Publicaciones digitales, como Mashable, afirman que “Jeff está impulsando la inversión hacia la era de los smartphones, igual que el papá (Walter) lo hizo hacia la era online años atrás”.

El impacto de esta herramienta ha sido tal, que desde su fundación, el 29 de Febrero de 2012, ha logrado recaudar más de 9 millones de dólares en 3 rondas de inversión.

Acorns no solo hace la microinversión posible, sino que lleva la banca de una manera nunca antes vista, a tu bolsillo.

www.acorns.com

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Redacción PZ “Era...

POPULAR VIDEO

Por: Susanne Landers

 

¿Qué sucedería sí para todos fuera más fácil y seguro desplazarse en la calle? Esta es la pregunta que Google se ha hecho durante ya varios meses y gracias a su capacidad de innovación y de mantener y desarrollar a su talento, encontró la respuesta en el Google car project.

Se trata del desarrollo para crear coches sin conductor, que circulen de forma autónoma e independiente. El automóvil es un vehículo compacto, eléctrico, biplaza y que no tiene volante ni pedales, tan sólo un botón de encendido, una pantalla que muestra la ruta que seguirá el vehículo y además de GPS  dispone de radar y un sistema de láser que en conjunto son capaces de generar un mapa en tres dimensiones de los alrededores del vehículo para que este pueda ver en todas las direcciones y reaccionar de forma adecuada para detectar otros vehículos, señales de tráfico, peatones, etc.

El Google car, está pensado para áreas urbanas y suburbanas, alcanza una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora, su cuerpo está fabricado con un material similar al de una esponja y utiliza un plástico flexible como parabrisas, materiales que no solo protegen a los pasajeros del vehículo sino también a los peatones y otros vehículos en caso de accidente.

El techo está equipado con un sensor giratorio que monitorea activamente los 360 grados alrededor del vehículo, con una visibilidad de 180 metros; anticipando así, los posibles movimientos de los demás objetos de la calle y eliminando los puntos ciegos, haciendo el cruce de intersecciones y los cambios de carril mucho más seguros.

Los primeros vehículos manufacturados para Google fueron utilizados para investigación y tras varios años de pruebas controladas, el vehículo está preparado para circular por las calles de California. ¿Se imaginan cómo serían los recorridos para ir a la oficina todas las mañanas? De acuerdo con un estudio realizado en los Estados Unidos, el americano promedio tiene un recorrido casa-trabajo de 25 minutos, por lo que un vehículo autonómo podría proveer cerca de 200 horas anuales para leer, platicar tranquilamente o simplemente disfrutar el recorrido.

Otra de las ventajas de este tipo de vehículos, además de que se reduzcan los precios de los seguros, es que permitirían que personas que no pueden conducir vehículos convencionales se desplacen sin problemas: ancianos, discapacitados y hasta niños.

El líder del proyecto, el ingeniero alemán Sebastian Thrun, quien fue Director del Stanford Artificial Intelligence Laboratory y co inventor del Google Street View, asegura que el Google Car “tiene el mecanismo perfecto de conducción, ya que ha aprendido de la manera humana de conducir y debido a sus sensores y software, puede tomar decisiones inteligentes sobre lo que debe hacer al momento de ir en movimiento, siempre poniendo como principio fundamental, la vida de los pasajeros y los transeúntes”.

Con el Google Car, la compañía busca transformar la movilidad de los humanos y reducir el número de accidentes vehiculares. De acuerdo con Chris Urmson, director del proyecto “100 prototipos estarán en circulación en menos de un año y para el 2020, la tecnología podrá ser comercializada e instalada en los vehículos de todas las armadoras de autos convencionales”.

El futuro de estos vehículos es tan probable y tan cercano, que diferentes estados de la Unión Americana, entre ellos California y Nevada, han aprobado leyes autorizando su circulación, asegurando que tras su incursión en el mercado, profesiones como la de taxista o chofer comiencen a disminuir y con el paso del tiempo se extingan… como si no bastara con Uber.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: SUSANNE LANDERS Mad...

POPULAR VIDEO

Por: Gabriel Hernández

Seguramente quienes utilizamos las redes sociales, nos hemos encontrado con que abundan una serie de imágenes que sin ser visualmente atractivas aunados a cortos textos nos han hecho reír más de una vez. Pues bien, estas imágenes son conocidas como memes, y llegaron para quedarse.

El concepto de meme ya tiene varias décadas desde que se definió – y en términos generales tiene que ver con “algo imitado”-, pero en realidad no tienen más de 5 años desde que se hicieron parte del dominio popular mundial. Uno de los considerados “impulsores” de los memes actuales es Neil Degrasse Tyson, aquel astrofísico que por ciertos gestos con las manos arriba  que realizó en un documental, creó la “Reacción de Neil Degrasse Tyson” y que en México se convirtió rápidamente en un “uy sí, uy sí..”

El uso de las redes sociales y la conectividad entre varios miembros de un grupo a través de sistemas de mensajería como Whatsapp hacen que día a día se compartan millones de memes. Es impresionante cómo ante ciertos acontecimientos relevantes se generan y difunden en tiempo real. Es el reflejo de una cultura donde no importa que tan bien se vea la imagen, sino lo que importa es el contenido, así como la velocidad con que se genere y propague.

Nadie se ha salvado de ser “iconizado” como meme: Barack Obama, Enrique Peña Nieto, El “Chicharito” Hernández, el “Piojo” Herrera, Justin Bieber, Britney Spears, la Rana René, Jackie Chan, por mencionar algunos. También ha habido personas comunes que por ser protagonistas en una de estas imágenes, se vuelven famosos de la noche a la mañana. Uno de los ejemplos más sobresalientes es el de un bebé empuñando un montón de arena, que aprovechando de su fama pudo recolectar más de $86,000  dólares y así realizar un trasplante de hígado para su papá.

En México, estos simbolismos  normalmente cargados de sarcasmo, ironía y humor negro, se han convertido en una forma más de reflejar la situación que se vive en el país principalmente en el ámbito político, aunque frecuentemente utilizado también en el deportivo, artístico y en situaciones coloquiales típicas de nuestra cultura. Ante sucesos relevantes que hemos vivido en los últimos meses como el los Óscares, el Super Bowl, el IVA en alimentos preparados, el fallecimiento de Jacobo Zabludovsky o la fuga de El Chapo Guzmán, miles de personas se burlan de la situación y comparten sus chistes por todos los medios. Tal es el impacto de esto, que medios más tradicionales como las noticias, periódicos o revistas dedican secciones exclusivas para mostrar los memes más relevantes del día.

Si quieres sacar tu lado artístico y crear memes “locales”, sugiero utilizar sitios como www.memegenerator.net, www.memegenerator.es o www.imgur.com/memegen.

¡Hasta la próxima!

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Las propuestas de Ricardo...

POPULAR VIDEO

Por: Gabriel Hernández

Actualmente casi todas las empresas incluyen dentro de los datos de contacto sus páginas de redes sociales ya que durante los últimos años han tomado un lugar preponderante, al abrir un canal de comunicación mucho más cercano entre los clientes y sus marcas preferidas.

Si eres directivo o propietario de una empresa y deseas iniciarte en este mundo, a continuación presentamos algunos consejos que te ayudarán a mejorar el uso de estos nuevos medios:

  1. Selecciona las redes sociales

Comienza con una red social a la vez, ya que al utilizar varias al mismo tiempo puede ser que no tengas tiempo para actualizarlas todas. Mi recomendación es comenzar con una página de empresa en Facebook, después una cuenta de Twitter y posteriormente otra más específica como Pinterest, Instagram, etc.

  1. Planifica

Intenta llevar un calendario de lo que vas a publicar, sabiendo de antemano las fechas importantes. Es de esperarse que haya cambios o publiques información en el momento, conforme pasen hechos que así lo ameriten.

  1. Cuida cómo vas a publicar dependiendo del canal

A pesar de sus similitudes, algunas redes sociales utilizan ciertas terminologías que utilizadas en otro contexto no tienen sentido. Por ejemplo, escribir con los famosos #hashtags es válido en Twitter o Instagram, aunque no muy aceptado en Facebook. Twitter es para escribir hasta 140 caracteres y Facebook no tiene límite.

  1. Da un toque humano a tu marca

Tu cuenta empresarial en redes sociales no debe ser totalmente fría ni únicamente enfocada a vender. Publica eventualmente información amena, fotos “detrás de mostrador”, datos curiosos y demás elementos que den esa sensación que hay personas detrás de tu marca.

  1. Olvídate de los horarios de oficina

Las redes sociales se utilizan a todas horas; incluso es probable que tengan más actividad por la noche. Si un fan se pone en contacto con tu empresa por algún medio social, contesta en un tiempo no mayor a 12 horas, o en cuanto tengas oportunidad. Pero siempre contesta.

  1. Recuerda que tu imagen es importante

¡Por favor, cuida los horrores ortográficos y gramaticales! Si como persona se ven mal, como empresa se ven peor. Cuida tambien tu foto de perfil, que sea visible y profesional. Por otro lado, si tu empresa no tiene ningún giro político o religioso, evita emitir juicios en dichos temas, aunque en tu perfil personal eres libre de escribir lo que quieras.

  1. Proporciona información relevante

Que tus publicaciones no solo sean “buenos días”, “ya es media semana” y “bonito fin de semana”, hay mucho que puedes decir y de diferentes maneras. ¡Se creativo!

  1. Ten paciencia

Mantener una red social no es equivalente a muchos fans/seguidores ni más ventas a corto plazo. Como todo, requiere esfuerzo, tiempo y hasta inversión monetaria. No descuides las redes sociales a un mes de haberlas abierto ya que no darás una buena imagen como empresa.

  1. Lidiar con Trolls

Los trolls son aquellas personas reales o ficticias cuyo objetivo legítimo o ilegítimo es hablar mal de ti dentro y fuera de tu perfil en redes sociales. Si detectas alguno con mala intención, bloquéalo. Si sus quejas son reales derivadas de una mala experiencia con tu empresa, tómate un tiempo para dar la mejor respuesta y hasta otorgarle algún incentivo para que regrese.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por: SUSANNE LANDERS

“Qardio cambia el cuidado de la salud con soluciones inteligentes que te pones” Así se autodefine esta empresa de nueva creación que ha diseñado herramientas tecnológicas para que vivas más sano, permitiendo a los doctores monitorear y cuidar tu salud como nunca antes se ha hecho.

La creación de Marco Peluso y Rosario Iannella, es un sistema personal de electrocardiogramas o mejor dicho, un nuevo gadget que permite monitorear tu estado de salud y hacerlo de conocimiento de tus doctores y tu familia, a través de instrumentos con gran diseño y elegancia que utilizas día tras día: QardioArm y QardioCore.

Qardio Core, envía información de manera continua al teléfono del propietario y en caso de encontrar variables que pongan en riesgo la vida del usuario, avisa a los familiares y el doctor sobre dicha situación.

La utilización no es invasiva y no requiere de parches especiales o gel adhesivo, en pocas palabras, no requiere de una preparación especial. “Simplemente lo colocas en tu pecho, se enciende en cuanto detecta tu cuerpo e inalámbricamente envía señales a tu teléfono que son reenviadas a los servidores de la empresa”.

Debido a que el proceso y el flujo de información es continuo, los doctores pueden recolectar una gran cantidad de datos relacionados con el contexto, en lugar de realizar medidas únicas.

El equipo de Qardio, diseñadores industriales e ingenieros, invirtieron alrededor de 12 meses de trabajo diseñando los dos aparatos. Son manufacturados en el Sudeste Asiático y está planeado que se pongan a la venta on-line y tiendas especializadas a partir del 2014.

QardioArm y QardioCore harán la rutina de la visita al doctor mucho más eficiente y ayudarán a los profesionales de la salud, a enfocarse donde más importa.

Como ellos mismos dicen. “Y apenas estamos empezando”.

PUBLICACIONES RECIENTES

Por: Gabriel Hernández ...