Domingo, abril 30, 2017
Revista Posición

Por: Jaime Jaramillo Panesso

Abogado colombiano, profesor universitario, columnista, ex Comisionado de Paz Antioquia (Colombia) y ex miembro de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación.Jaime Jaramillo Panesso

No sabe Mandela los calambres y sacudimientos que deberá soportar en su tumba cuando se agudice la encarnizada disputa por sus bienes, sin importar la grandeza de su ejemplo y la dignidad de su nombre.

El hombre que después de permanecer encarcelado entre 1962-1990, bajo el No. 46664, por su lucha contra la segregación racial y luego de ser liberado fue el primer Presidente de Sudáfrica elegido democráticamente, cumplió 95 años el pasado 18 de julio. Pero a su edad, sin la carga política de sus más brillantes días, sufre el peso de unos descendientes que no aprendieron la lección de vida.

Nelson Mandela, abogado y líder de su pueblo y de su etnia,  se casó tres veces: Evely Mase primero, luego con Winnie Madikisela y finalmente con la actual Graca Machel, mozambiqueña y abogada. Con las dos primeras tuvo un total de cinco hijos y ninguno con Graca Machel.

Noticias recientes indican que a Madikisela le reabrieron un juicio por delitos comunes tan repugnantes a Mandela, quien sigue afirmando que nunca hubiera querido conocerla.

Mandela trabajó toda su vida por el reconocimiento de la igualdad entre negros y blancos en un país donde los colonizadores europeos mantuvieron el poder económico y político por la fuerza de las armas. No obstante Mandela mantuvo durante su combativa existencia la bandera de la igualdad racial y de la liberación e independencia de Sudáfrica.

“Invictus” lo calificarían al momento de quedar libre, después de haber sido condenado a cadena perpetua. Símbolo de resistencia, el pueblo sudafricano no claudicó en sus exigencias y obtuvo la representación de Mandela, fuera ya de la prisión, para negociar la paz con el Presidente De Klerk, jefe de un partido racista que también cambió su rumbo para crear una nación integrada después de tanta sangre y espera.

La personalidad de Mandela, moldeada en tan pocos renglones, no es la que sirve de ejemplo a sus hijas, nietas y bisnietos. Dedicados a vivir del nombre de Mandela, lo han utilizado para denominar así una marca de ropa, una de vinos y hasta un bisnieto ha negociado el entierro de su bisabuelo y el traslado de su cuerpo a la región de nacimiento, con una firma de televisión.

Nada han aportado a la nueva nación sudafricana los descendientes de Madiba, seudónimo que usaba Mandela en su época de clandestinidad.

Como su compromiso político y larga detención lo mantuvo lejano de su familia, Mandela ha recibido aparentes muestras de cariño para exhibir en fotografías. Pero su parentela señalada le exige que entregue unas empresas creadas por él, y administradas por sus abogados y compañeros activistas políticos según su disposición para evitar pugnas familiares.

Una de sus nietas los ha demandado y puesto en público un escándalo que avergüenza a los amigos y copartidarios de Mandela, a quien tratan de evitarle esas noticias en su deterioro senil. No quedan ahí las actitudes codiciosas de la familia Mandela. Su esposa Machel, que lidera actividades en derechos humanos y defensa de la democracia, está en el centro de los ataques de la jauría mandelista. La señalan como una arribista que solo quiere heredar los bienes que les corresponden a los descendientes en línea de consanguinidad.

Nelson Mandela, sentado en su silla que ya no es la presidencial, acaba de llegar a su cumpleaños 95 en días pasados bajo el cuidado de Graca Machel quien lo acompaña desde 1998.

No sabe Mandela los calambres y sacudimientos que deberá soportar en su tumba cuando se agudice la encarnizada disputa por sus bienes, sin importar la grandeza de su ejemplo y la dignidad de su nombre.

rec300

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

“Japonóloga”. Máster en A...

POPULAR VIDEO

Por: Alberto Bernal

Jefe de investigación de Bulltick Capital Markets, banco de inversión basado en EEUU y del cual es socio minoritario. Economista jefe para Latinoamérica de Bear Stearns Inc. Contribuye con WSJ, Financial Times, Infobae, La Republica, Cambio, El Tiempo, CNNfn, Bloomberg TV, CNBC, BBC, CNN.@AlbertoBernalLe

Confieso que cuando conversaba sobre la reforma constitucional que garantizaba la sostenibilidad fiscal a largo plazo con los ex ministros Zuluaga y Echeverry, consideraba que era bastante abstracta, quizás hasta superflua. Sin embargo, hoy me convenzo que esta reforma constitucional es una de las más responsables que el Congreso de Colombia ha aprobado en su historia. La prueba reina de lo que afirmo llegó hace unas semanas, con todos los sucesos que se vieron alrededor de la aprobación de la reforma a la salud.

Al Ministro Cárdenas y al Ministro Gaviria les llovieron críticas de parte de la izquierda colombiana, y de muchísimos “opinadores”, por haber logrado que el Congreso hubiera aprobado una reforma a la salud que garantizaba la salud sin límites de los colombianos, pero bajo la base de que el presupuesto nacional lo permitiera. En lenguaje común esto significa lo siguiente: Sí a la salud sin límites pero mientras haya plata. El concepto es extremadamente sencillo, o al menos debería serlo. Como sabemos todos, hasta el más demagogo, una familia común y corriente no puede gastar sin límites. La familia común va al cine o come por fuera, si hay recursos. Si no hay recursos, pues ni modo. Me pregunto, ¿por qué es que la gente piensa que los gobiernos deberían actuar de forma diferente? ¿Es acaso los billetes de 50 mil crecen en los árboles? ¿Qué pasa si se sube por encima de lo presupuestado el gasto en salud, dejamos de pagarles los salarios a los profesores y a los soldados? ¿O le ponemos un IVA del 18% a la leche y al pan? ¿Expropiamos a los bancos y a las petroleras? ¿Qué proponen los críticos?

Muchos decían, “es que el problema de la salud no es la salud en sí, sino que las empresas de salud (EPS) ganan mucho dinero.” Tremendo argumento tan falaz. Las EPS ganan un 0.08% de lo que se gasta la economía de Colombia en salud, que para el 2010 fue del 6.1% del PIB. Así desaparecieran todas las EPS no habría plata suficiente para pagar la salud de los colombianos bajo un sistema que no tenga límites. Entendámoslo: Colombia es un país pobre que no puede pretender tener un sistema de salud que costee, sin límites, todos los procedimientos.

Valga decir que esta discusión no es solo colombiana. La discusión de la salud es una discusión mundial, pues todos los países del mundo están divisando el mismo futuro que Colombia. Por donde quiera verlo el lector, el costo de servicio de salud solo tiene un sentido: incrementarse exponencialmente, porque la gente está viviendo más tiempo y porque los nuevos tratamientos son muy caros, algo que no va a cambiar, entre otras razones porque el mundo desarrollado NO va a acabar con la innovación médica vía cayendo en el canto de sirena de controlar el costo de los medicamentos. Como el sentido del sector salud es tan claro, pues los gobiernos tendrán que priorizar el gasto y la prioridad tendrá que ser la de asegurarle la mejor salud posible a los niños, madres embarazadas y jóvenes que contribuyen a la fuerza laboral, por encima de la población mayor.

Según dice la evidencia, un altísimo porcentaje del costo del tratamiento médico de un humano común y corriente se realiza durante los últimos años de su vida. Según estudios realizados en EEUU, la población de más de 85 años consume un 300% más de servicios médicos que la población de 65 a 74 años. Es clarísimo que a nadie le gusta denegar tratamientos médicos a los pacientes mayores, pero si la decisión está entre nutrir bien a un niño y darle buena salud y educación, o prolongar la vida de un adulto mayor por 6 meses o un año en el mejor de los casos ¿qué decisión tomaría el lector?

rec300

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: GABRIEL HERNÁNDEZ T...

POPULAR VIDEO

Por: Jaime Jaramillo Panesso

Abogado colombiano, profesor universitario, columnista, ex Comisionado de Paz Antioquia (Colombia) y exmiembro de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación.Jaime Jaramillo Panesso

Los zurdos europeos, especialmente los franceses, sintieron un chorro de luz sagrada que iluminó sus caras. Por fin había aparecido el heredero de la revolución nativa  en América Latina, continuador de Ernesto Guevara, de Atahualpa, de Fidel Castro  y Emiliano Zapata. Precisamente se denominaban sus huestes Ejército Zapatista. Con la pose de intelectual, su pasamontaña limpio, una cachucha moteada como indicio de combatiente y una pipa con picadura inglesa, el Sub-Comandante Marcos  informaba al gobierno mexicano y al mundo entero que los indígenas y proletarios de Chiapas se levantaban en armas contra el gobierno. Era el 1 de Enero de 1994, es decir, hace poco más de veinte años.

Dentro de su uniforme militar y detrás de la pipa estaba el filósofo Rafael Sebastián Guillén, quien fungía de Sub-Comandante del surgente Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN. A partir de ese momento el Sub-Comandante Marcos, cuyo anonimato exaltaba la curiosidad del mundo entero, especialmente en las mujeres y en los miembros de las oficinas de la seguridad e inteligencia policial, quedó preso del color y la expresión de sus ojos que sobresalían como sobresalen los de las mujeres musulmanas por la ventanilla frontal de la burka. Marcos fue universitario, hijo de una familia de clase media originaria de Tamaulipas. Marcos guerrillero estuvo influido por el maoísmo que le dio los instrumentos metodológicos para irse a la Sierra Lacandona e incrustarse entre los indígenas. Otros señalan que fue el pensamiento de Gramci, el ideólogo comunista italiano, su modelo filosófico. Lo cierto es que Marcos resultó escritor en tiempos de resistencia y cese al fuego. Publicó cuentos y poemas. Además enfrentó a la izquierda mexicana dirigida por López Obrador y pidió la abstención electoral, con la cual perjudicó notablemente al PRD cuando perdió las elecciones contra Felipe Calderón por 0.56% de los votos, los mismos que hubieran sido suficientes si Marcos no hubiese predicado la abstención.

Como en toda organización ilegal armada, Marcos se autocalificó de Sub-Comandante porque el verdadero Comandante, según Marcos, era el pueblo indígena, un comandante colectivo de ejercicio ficticio por su dispersión. Pero, además, esa estructura de mando le permitía ser generoso para con los subalternos y altruista con los admiradores extranjeros y nacionales.

La conmemoración del 20 aniversario del alzamiento del EZLN no ha sido motivo, sin embargo, para sacar a la luz pública de nuevo al Sub-Comandante Marcos, silencioso desde hace seis años por su propia voluntad. La dirección de los festejos ha estado en los “comandantes” Hortensia y David, de la etnia tzotzil. Los indígenas que siguen organizados en la zona de Chiapas han adquirido un estatus de dignidad y de vocería escuchada por sectores minoritarios en México y en el exterior. La lucha armada, tan evidente en los comienzos del levantamiento, ha sido postergada o simplemente eliminada como estrategia para la toma del poder. “Nuestra palabra es la forma de nuestra lucha” dijo Marcos hace ya varios y lejanos lustros.

¿Ha sido estéril la revolución neozapatista del EZLN? Al hacer balance los analistas mexicanos han expresados en este 20 aniversario: 1. Chiapas es la segunda entidad territorial con mayor grado de marginación, donde el 78% de la población vive en la pobreza. 2. Chiapas tiene el índice más alto de analfabetismo, el 18%, el triple de la media nacional. 3. El 15% del total de viviendas siguen con piso de tierra. En 1990 el porcentaje era del 48%. 4. Hay menos homicidios y menos violencia contra las mujeres por temas como el alcoholismo, pues está prohibido beber en los “caracoles” o sitios de encuentro colectivo cultural y político.

No son muchos los avances de este movimiento indígena con tendencias aislacionistas y proclives a sacralizar lo étnico por encima de la condición de ciudadanos. Esto ocurre al sureste de México, al norte está la confrontación del estado y la sociedad con las estructuras criminales del narcotráfico. El estado y su gobierno central enfrentan una crisis que es un reto para las autoridades legítimas. Y el subcomandante Marcos goza de buena salud y de especial silencio. La revolución con pipa pacífica al menos lo convirtió en un mito.

 

rec300

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por: Alberto Bernal

Recuerdo que a eso de Febrero del 2006, en un día bastante frío, estaba reunido con un inversionista muy importante de Londres en mi oficina de Nueva York, en el difunto Bear Stearns. Este gran inversionista, quien además es un amante de la arquitectura de Cartagena, me dijo algo similar a lo siguiente: “Alberto. Your country is one complicated country, but I got to say, you guys are trying to do things right.” En español, “Alberto, su país es un país muy complicado, pero tengo que decirlo, al menos ustedes están tratando de hacer las cosas bien.” Este inversionista se refería a un concepto bastante sencillo en los negocios internacionales: la generación de la confianza inversionista.

La confianza inversionista fue el pilar económico de la administración del Presidente Álvaro Uribe. Que buscaba Uribe con impulsar la confianza inversionista? Si se le pregunta a la izquierda colombiana, la respuesta sería: hombre, pues enriquecer a los ricos…. Si me preguntan a mí, el objetivo de la confianza inversionista siempre fue incrementar la tasa de inversión como porcentaje del PIB. Por qué o para qué, se preguntará el lector? Sencillo, para lograr incrementar la tasa de crecimiento potencial de la economía de Colombia. Bajo Uribe Vélez, la tasa de inversión contra PIB pasó del 13% al 28%, lo que significó un incremento del PIB potencial del 2% anual en el 2002 al 5% anual en el 2010. Si el PIB potencial es 5% y 2%, la generación nueva de empleo es +5/6% en vez de +2/3% año/año. Mejor dicho, entre más confianza inversionista, menor el desempleo y mayor el bienestar social.

Una de las bases de la confianza inversionista es que la confianza inversionista es ciega. Y esto me trae a lo siguiente: Es un pésimo precedente que el Ministro de Ambiente encargado, el señor Luis Alfonso Escobar, le diga a la prensa colombiana que la carbonera multinacional Drummond fue la culpable de generar una mancha de carbón en el Caribe hace unas semanas, porque, y parafraseo, “blanco es y gallina lo pone” (dicho colombiano para decir que la respuesta es obvia).

Bueno, pues resulta que Drummond no es culpable de la contaminación que se vio en el Caribe hace unas semanas, porque la Drummond ya no estaba cargando carbón cuando la mancha apareció. Mejor dicho, es físicamente imposible que la Drummond hubiera sido la culpable de lo que ocurrió. La mancha de carbón que se vio en el Caribe vino de las operaciones de otra compañía de carbón que carga en la cercanía. Según me cuentan, hay pruebas fotográficas de este hecho, y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales tiene en su poder esas pruebas. Igual, el Ministerio del Medio Ambiente sigue echándole la culpa a Drummond, imagino que porque, como dicen “hay que hacer leña de árbol caído”.

Pues así no es la cosa. La base fundamental de la confianza inversionista es que las autoridades respeten a la inversión, y que a un Ministro le de por decir que “blanco es gallina lo pone” para inculpar injustamente a una multinacional de algo que no hizo, baja a Colombia a niveles de república bananera. No, señor Ministro, así no es la cosa. Usted, con sus palabras ligeras, está afectando el bienestar de miles de familias que le deben su sustento a la actividad que lleva a cabo Drummond en Colombia y más grave aún, está poniendo en riesgo la reputación de la que hoy goza Colombia para con el capital extranjero. ¡Seriedad, por favor!

 

rec300

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Redacción Punto Zero...

POPULAR VIDEO

Por: Jaime Jaramillo Panesso

Abogado colombiano, profesor universitario, columnista, ex Comisionado de Paz Antioquia (Colombia) y exmiembro de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación.Jaime Jaramillo Panesso

PutinLa península de Crimea hizo parte de Ucrania hasta hace unas semanas. Famosa por tener asiento en su costa la flota de la Armada rusa de mayor volumen y alcance en Sebastopol, también lo es porque al terminar la segunda guerra mundial, los vencedores se reunieron en el balneario de Yalta: Winston Churchill por el Reino Unido, José Stalin por la URSS y Franklin D. Roosevelt por los Estados Unidos. El eje Alemania-Italia-Japón perdió la guerra finalmente. Se cuenta esta anécdota, a propósito, sin que tenga apoyo histórico cierto. Alguien de los asesores propuso que debería invitarse al Papa, Jefe de la Iglesia Católica, el cual sería testigo garante del acuerdo a que llegasen las potencias allí reunidas. Stalin entonces, con gran sentido práctico, preguntó:” ¿Y cuántas divisiones tiene el Papa?”. Hasta allí llegó la propuesta. Pero entre los asuntos acordados, Ucrania y Bielorrusia quedaron con asiento propio en la ONU, no obstante su pertenencia a la URSS y al bloque que durante la “guerra fría” se denominó la Cortina de Hierro o mundo comunista.

Parecido interrogante debió tener Putin cuando el nuevo gobierno de Ucrania, salido del Maidan, reemplazó al Presidente proruso Yanukóvich, preparando el terreno para anexionarse Crimea: “¿Y cuántas divisiones tiene Kiev?”. No las suficientes para guardar la integridad de Ucrania cercenada por las milicias y los grupos de choque rusófilos con el respaldo de injerencia directa de Putin. Los hechos irreversibles le dieron la victoria al gobernante de la Federación Rusa, quien fuera en épocas comunistas, antes de la caída del muro de Berlín y del reformador Gorbachov, destacado coronel de la KGB, central de inteligencia de la URSS.

No termina en Crimea el expansionismo de Rusia capitalista, pero con democracia “zarista”, lo cual significa que ya no gobierna el Partido de Lenin y Stalin, pero en la Gran Patria  del Zar Nicolás I existe todavía una dinámica imperial que tiene en la mira la otra mitad de Ucrania, la que queda al este del río Dniéper, río que parte en dos a Ucrania. Esta importante región denominada Donetsk está siguiendo los pasos de Crimea y sus límites territoriales con Rusia le garantizan que no en vano Putin ha situado en ellos 40 mil efectivos militares. Donetsk es centro industrial, la población rusófila es mayoritaria y a sus espaldas se encuentran Rusia y el Mar Azov, de dominio ruso.

¿Actúa Putin como un nuevo invasor o tiene raíces históricas y demográficas que lo comprometen? Ambos elementos se conjugan en este caso. Desde los tiempos de la emperatriz Catalina La Grande, 1783, los rusos libraron a Crimea de las tribus turcas y tártaras y volvieron a cristianizarlas, otorgándoles tierras a la nobleza rusa que construyó el área vacacional esplendorosa utilizada por los soviéticos hasta el siglo pasado. La importancia de controlar el Mar Negro y su salida al Mediterráneo le permitió a los rusos fracturar el antiguo imperio otomano que fue, al fin de cuentas, el imperio musulmán.

El punto justificativo de Putin para intervenir en Crimea es la petición, mediante referéndum, de la población mayoritaria rusófila de Crimea de pertenecer a Federación Rusia. Los ucranianos proeuropeos son mayoritarios en Kiev y su territorio. Pero los ucranianos no tienen la fuerza militar para impedir el desmembramiento. Además ni la Unión Europea ni Estados Unidos están en condiciones de salirle al paso a las anexiones rusas. El escritor Vladimir Sorokin, de quien se dice es el mejor novelista ruso en la actualidad, ha escrito: “Rusia, ese enorme témpano de hielo congelado por el régimen de Putin, se ha roto, se ha separado del mundo europeo y ha puesto rumbo a lo desconocido”. Y agrega: “Ucrania le ha dado una lección a Rusia de amor a la libertad e insumisión al poder mezquino y mafioso. Ucrania ha encontrado en sí misma la fuerza para separarse del hielo postsoviético y navegar hacia Europa”.

Por: Jaime Jaramillo Panesso

En Colombia llamamos “faltones” a quienes traicionan una causa, un juramento, un compromiso, una amistad. La traición es un delito cuando se trata de ponerse al servicio de un país o de una potencia extranjera. Reo de traición, lo denominan los tratadistas. Merece una sanción moral aquel que se pone al servicio de los enemigos internos del estado, cuando el estado es legítimo. En la traición se mezclan los más abyectos sentimientos y pasiones donde el actor pretende alcanzar la cima del poder o la satisfacción criminal de la venganza. “La traición es el único acto de los hombres que no se justifica”, dice Maquiavelo.

La historia universal tiene una lista de traidores famosos. Henri Pétain es un mariscal francés que alcanzó la gloria infligiéndole severas derrotas a los alemanes. Pero cuando las tropas hitlerianas invadieron a Paris en 1940, Pétain exhortó a los franceses a colaborar con los invasores. Fracturó el país en dos partes al encabezar el gobierno de Vicky, y el antiguo héroe quedó para la historia como traidor. Francia encontraría después en el General Charles de Gaulle, el líder opuesto a Pétain, quien murió deshonrado.

En la literatura religiosa hay personajes que modelan la traición. La mítica historia de un pastor de ovejas, Abel, y su hermano labrador Caín, hijos de Adán y Eva. Por haber ofrecido Abel los primogénitos de su ganado al Señor y ganar su benevolencia, Caín, envidioso de su hermano, lo invitó al campo y allí lo mató. Fugitivo Caín y castigado por la voz de su Dios, hay quienes dicen que aún se encuentra huyendo por distintos lugares de la tierra como pena imprescriptible, algo así como un crimen de lesa humanidad. El caso de Judas Iscariote es el más relevante en la historia religiosa del cristianismo. Sentados Jesús y sus discípulos en la mesa a servirse la cena, fue señalado por su maestro cuando dijo que uno de los presentes lo delataría. Como en efecto sucedió, Jesús, en el huerto de Getsemaní, fue abordado por Judas quien con un beso en la mejilla como señal a la tropa romana que lo acompañaba, fue arrestado, y luego juzgado, torturado y crucificado.

Cuenta la misma literatura que Sansón, el combatiente hebreo cuya fuerza descomunal residía en su cabellera, secreto descubierto por Dalila, mujer enviada por los filisteos para obtener esta información, tras de la cual cortaron la melena de Sansón y pudieron dominarlo. El cabello, sin embargo volvería a crecer y Sansón derribará el templo donde murió con los filisteos. Pero quedó para la historia el papel de Dalila como la mujer traidora, ejemplo de servicios al espionaje contemporáneo.

Otro ejemplo de mujeres en papel de traidora es la indígena mexicana, La Malinche, bella amante del conquistador español Hernán Cortés, que en una mezcla de amor y de ambición, traicionó a su raza y a su pueblo e inició la demografía de los mestizos con el parto de su hijo Martín.

Quizás la muerte del emperador Julio César, acaecida en el Senado romano el 15 de marzo del 44 antes de nuestra era, sea el acto de traición más ejemplarizante de la historia. Julio César conocía de las intenciones de los conspiradores, uno de los cuales era su hijo adoptivo Marco Bruto, quienes se justificaban como defensores de un estado republicano y no aceptaban la dictadura. Lo cierto es que el primer puñal asesino lo asestó Marco Bruto a la par que Julio César exclamaba herido de muerte: “¿Tú también, hijo mío?”. Los agresores fueron quince y Suetonio, el historiador, reveló años después, que Julio César logró matar con su estilete al primer conspirador que lo atacó. Julio César al morir, dejó trunca su aspiración de coronarse como emperador. Y Bruto pasa a la historia como un parricida, un traidor.

Existen casos de traición incruenta, en episodios de sustitución de facto de presidentes  y jefes de estado, donde la víctima de la traición es expulsada del país con su familia o van a lugares inhóspitos o aislados de todo contacto con sus parientes y amigos. Hay traiciones que se hacen a los postulados de una organización o de un partido. Hay “faltones” a una comunidad o a una nación concediéndoles privilegios a los enemigos de la democracia que no están en la ley ni en la constitución. También existen traiciones por montón en el bajo mundo de la criminalidad, donde la deslealtad es el caldo de cultivo, pues la traición es su ley y su supervivencia.

Cada uno de los lectores podrá ampliar esta lista de traidores de acuerdo a su memoria, de acuerdo a sus afectos, de acuerdo a sus dolores. No se puede olvidar el aforismo popular de que con la vara que mides, serás medido… y votado.

Por:  Jaime  Jaramillo Panesso

Investigadores sociales y periodistas han descubierto una serie de personajes que, posando de víctimas ante sus gobiernos y organismos internacionales, obtuvieron  reconocimiento y financiamiento a rodos. Sin embargo resultaron falsas sus historias, las que inspiraron lástima y solidaridad en las almas piadosas y filantrópicas que manejan dineros de fundaciones privadas o tienen a su alcance fondos públicos. Así lo señala una crónica en la prensa española, escrita por Cristina Galindo.

Somaly Mam Foundation tuvo como Presidente a la camboyana Somaly Mam, una dama bella y encantadora que nació en un pequeño pueblo a orillas del río Mekong. A los 13 años la vendieron y acabó en un prostíbulo de donde huyó hasta llegar a Europa. Con este bagaje creó su organización para salvar a mujeres jóvenes del yugo proxeneta. Con su facilidad para relacionarse, obtuvo el Premio Príncipe de Asturias en 1998. Con su libro El silencio de la inocencia y entrevistas en la TV se hizo famosa en el presunto rescate de las mujeres que trabajaban en los burdeles del sureste asiático. Consiguió apoyo de Hillary Clinton, de la directora operativa de Facebook, Sheryl Sandberg y otras personalidades. La reina Sofía de España la visitó en el hospital cuando Mam estuvo enferma. Entre 2003 y 2008 recibió 1,86 millones de euros de la Agencia Española de Cooperación y otras sumas considerables de distintas fuentes. Somaly Mam tenía en el 2012 un salario de 138 mil dólares, es decir, 27 millones de pesos colombianos por mes. Cogida en sus mentiras, gracias a una investigación ordenada por los miembros de la Fundación, Somaly renunció. Inventó su historia de víctima. Lo único cierto es que era camboyana.

Rigoberta Menchú, la ex candidata presidencial 2007 y premio Nobel de la Paz, abogada de los indígenas mayas guatemaltecos que sufrieron la represión militar en 1978-1983, escribió ( o le escribieron porque ella dizque no fue a la escuela) un libro “Yo, Rigoberta Menchú”. El antropólogo norteamericano David Stoll señaló que está plagado de inexactitudes y falsedades. La Menchú narró como propias experiencias ajenas, situaciones que ella nunca vivió. No obstante Rigoberta Menchú sigue disfrazada con su traje indígena y su collar de hueso y lapislázuli, posando de víctima y vocera de una comunidad que engañó.

Enric Marco, catalán, prisionero No.6.448 del campo de concentración nazi de Floosemburg, durante 30 años dictó conferencias sobre su experiencia como víctima y fue presidente de una asociación de ex prisioneros en Barcelona. Nunca estuvo detenido en ese centro. Lo visitó después de la guerra para familiarizarse con su edificación y entorno. Un historiador demostró que Enric Marco sí estuvo en Alemania durante el conflicto, pero trabajando voluntariamente en un programa de colaboración que hicieron Hitler y Franco.

Alicia Esteve Head, alias Tania Head, víctima del ataque a las torres gemelas de 11S en Nueva York, donde trabajaba como ejecutiva del Banco Merril Lynch. Su prometido, Dave, quien trabajaba en la torre contigua, murió en el ataque de los aviones conducidos por los terroristas de Al Qaeda. Directora de una asociación de víctimas, activó sus relaciones con los alcaldes Michael Bloomberg y Rudolph Giuliani, en sus respectivos mandatos. Se descubrió, con el tiempo, que Tania Head, el día de los acontecimientos se encontraba en Barcelona, barrio Sarriá, donde vivía con su madre de nacionalidad inglesa. De ahí que Head hablara perfectamente el idioma inglés.

Ejemplos de fabuladores y timadores: viven de presentarse como humanos sufrientes, víctimas de feroces criminales, y dispuestos a salvar la humanidad, apoyados por la bondad humana de muchos que ofician como sus creyentes y no dudan de las historias escabrosas bien contadas. Millones de euros y dólares les sirven de soporte a sus biografías falsas y a sus humanitarias campañas. Como las habas se cuecen en todas partes y como las arepas se tuestan en  toda Colombia, junto a las carimañolas, no es tarde para inspeccionar e investigar a las víctimas de nuestra violencia, porque así como las hay verdaderas, ¿cuántas no habrá falsificadas pidiendo tierras que nunca tuvieron, desenterrando muertos que nunca murieron y exigiendo reparación aunque hayan sido guerrilleros muertos en combate?

Por: Jaime Jaramillo Panesso

La paciencia no es una ciencia, sino la disposición del aguante. Colombia mira y respira, como una mariposa nocturna alrededor de una bombilla, todos los días poniendo los ojos y la esperanza en al faro del puerto de La Habana. En vano se ve la luz que conduzca al atraque seguro de la paz prometida por el Presidente Santos y sobre la cual tiene anclado el actual cuatrienio que comenzó el pasado día 7 del presente mes.

El punto quinto de la agenda, como los anteriores, goza de una complejidad y oscuridad que hiere a las víctimas de las FARC-EP, puesto que existe una contradicción insoluble: las víctimas colombianas de la violencia terrorista a lo largo de cincuenta años son millones que están en el centro de la controversia y son observadas como pasto político. Uniformarlas a todas con la etiqueta de “víctimas del conflicto” como se autocalifican las FARC-EP, es quedar en la misma casilla de la guerrilla que no acepta ser victimaria, sino “víctima del sistema”. Por lo tanto aceptarles a los integrantes de la mesa de La Habana un encuentro controlado, seleccionado y dosificado por ellos, es hacerles  el juego al ocultamiento de sus crímenes que por el arte de magia de los organizadores, la Universidad Nacional y la ONU con su conocido sesgo del imperialismo humanitario, se convierte en un sainete para la exportación.

Los equipos de negociadores se han topado con víctimas de verdad y el punto quinto del acuerdo con las FARC, quedará como un agujero negro, como una trampa a la mirada del mundo, como una picardía bandidesca en la historia de una negociación que está convertida en un atolladero.

Consecuencia de esta cosecha de tarjetas rojas exhibidas a tiempo por las voces millonarias de víctimas de las FARC-EP, el Comandante de esa guerrilla, alias Timochenco, expidió un documento en el cual acusa al Presidente Santos de victimario, de ser causante de la muerte del anterior Jefe máximo del grupo terrorista. Timochenco señala a Santos como un asesino, un criminal de guerra, dizque por haber dado la orden de darlo de baja, cuando podía  capturarlo vivo. Esta insólita acusación al Jefe del Estado colombiano es una clara consecuencia de haberle dado a las FARC-EP el estatus de igualdad, de par al gobierno. Lo que hace Timochenco es ejercer la jerarquía que Santos le concedió para que se sometiera a la ley con ciertas garantías. Y ahora es requerido por la guerrilla para ser juzgado por un presunto crimen de guerra, como si el difunto jefe terrorista no hubiera muerto en combate, como debe morir valerosamente un guerrillero que aplica la violencia revolucionaria para llegar al poder, que es lo mismo que está haciendo Timochenco hoy contra los oleoductos, torres de energía, soldados, policías y civiles.

Estamos en una coyuntura sorprendente. Por primera vez el Presidente Santos ha dicho que los diálogos de La Habana se pueden terminar. El diario oficial del régimen colombiano, El Tiempo, ha calificado de enérgica reacción del Presidente tras la ola de atentados de las FARC. Pero esos atentados no son nuevos. Lo nuevo es la requisitoria del Otro “jefe de gobierno”, el Comandante Timochenco.

La paciencia se va agotando en el espacio político. El nuevo Presidente del Senado colombiano, ha dicho que las conversaciones en la Habana deben tener un límite hasta fin del año actual. En forma similar se han pronunciado otras personalidades. La bancada del Centro Democrático, en la voz de Álvaro Uribe, señaló que el gobierno debe acelerar la terminación del presunto acuerdo para que los colombianos sepamos realmente el contenido y la paz santista, que ganó las elecciones, aparezca ante el pueblo.

Santos victimario, es una calificativo irresistible, pero es un hecho. Con su documento, Timochenco lo que hace es ensuciar la posesión de Santos, acto que reunió a varios jefes de estado  y a innumerables delegaciones extranjeras. Y ahí estuvieron países victimarios que armaron y entrenaron a la guerrilla colombiana, como Cuba y Rusia. A ellos debemos exigirles  que cumplan su cuota parte en la reparación  a las víctimas y que no se hagan los inocentes con su apoyo retórico y político a la mesa habanera. Ellos, hasta van a creerle a Timochenco: que Santos es un victimario, un criminal  de guerra.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Andrés Navarro TW...

POPULAR VIDEO

Abogado colombiano, profesor universitario, columnista, ex Comisionado de Paz Antioquia (Colombia) y exmiembro de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación.Jaime Jaramillo Panesso

Oro-Negro-AnthonyJLos adjetivos van pegados de las materias primas o commodities, así el petróleo es el oro negro, la cocaína es el oro blanco, los diamantes el oro brillante, el carbón el oro sucio. Los filólogos estarán buscando otras denominaciones para el cobre, el coltan, la plata y el aluminio. El petróleo es hoy la causa de los desvelos, de la crisis mundial y del destape de los negocios políticos turbios, que es el adjetivo de la corrupción. No en vano el escenario latinoamericano  muestra los actores embadurnados con el oro negro: Pemex en México, Ecopetrol en Colombia, Petrobras en Brasil, Pdvesa en Venezuela, YPF en Argentina. No son todos iguales, pero tienen rasgos de los efectos en el mercado mundial y los manejos administrativos preferenciales de los dueños del poder político.

El caso Petrobras es significativo. Los directivos investigados y procesados conformaban una red de funcionarios y empresarios privados que obtenían contratos por medio de sobornos que alcanzaban hasta 200 mil dólares mensuales. Entre 2004 y 2011 los beneficiados fueron políticos del Partido Progresista, aliado del gobierno de Dilma Roussef en la actualidad. Desde 2011 cambiaron los socios y fueron los del PMBD quienes recibieron los frutos de la corrupción. Pero el Partido de los Trabajadores, de la benemérita Dilma Roussef, no se quedaba atrás, pues el tesorero del partido, Joao Vaccari, era el intermediario. El censo de los involucrados en las irregularidades incluye a 22 diputados en ejercicio, 14 exdiputados, 12 senadores, 5 exministros, varios exgobernadores y el expresidente Fernando Collors de Melo. Petrobras decidió reducir al mínimo la exploración de yacimientos y venderá activos por 3 mil millones de dólares. También está en sus planes retrasar el pago de dividendos.

Pemex es la caja del gobierno federal mexicano. Aporta el 25% de los ingresos estatales y es la petrolera con más trabajadores en el mundo: 140,000. En 2014 tuvo pérdidas por 17,900 millones de dólares. En la práctica todo su beneficio operacional lo aplica a pagar impuestos. Pero una carga agobia a Pemex: el pasivo laboral en pensiones y derechos de trabajadores jubilados asciende a 100,000 millones de dólares. Por lo tanto se verá forzado el Estado a asumir este reglón como deuda pública. Todos los mexicanos habrán de pagarla, pues no hay manera de evitar la presión del más poderoso sindicato, el de los trabajadores petroleros que tiene origen en la etapa de la nacionalización del oro negro durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Pdvsa, la empresa venezolana, esencia financiera del socialismo del siglo XXI y del expansionismo chavista, tiene una larga lista de benefactora cuando el barril de petróleo marcó más de 100 dólares. Chávez repartió petróleo subsidiado en diferentes países. Pdvsa estuvo involucrada en la financiación de la campaña electoral de Cristina Fernández viuda de Kirchner con 800 mil dólares. Además de estos encargos gubernamentales, Pdvesa es deficitaria y ha tenido que recurrir al Banco Central de Venezuela. Al cierre de 2014 adeudaba a dicho banco 107,000 millones de dólares. Noticias recientes informan que la petrolera venezolana fue denunciada por el Departamento del Tesoro de EEUU de canalizar fondos del blanqueo de dinero en la Banca Privada de Andorra por suma cercana a los 2,000 millones de dólares. Esto indica que el cartel de los altos dirigentes están preparando sus finanzas en el exterior.

Ecopetrol es la empresa insignia de la economía colombiana. Por primera vez desde su ingreso a la Bolsa de Valores en 2007, anunció un trimestre con pérdidas, el último del 2014, utilidad negativa por 232 millones de dólares. No obstante se propuso a la Asamblea de Accionistas, en la cual teóricamente están representados 400,000 accionistas minoritarios, la distribución del 70% de las utilidades de dividendos. Este es un contra sentido que se explica en estimular a nuevos inversionistas. Pero es una jugada riesgosa y de evidente complacencia con el Estado que es el socio mayoritario para el cual Ecopetrol es la caja que lo financia. Por lo tanto para el plan de inversiones por 7,860 millones de dólares tendrá que endeudarse. Negocio lucrativo para los banqueros, pero negativo y dudoso para la empresa que no verá precios al alza del petróleo a corto plazo. Mientras tanto el gobierno de Santos sigue cobrando a precios altos la gasolina al público consumidor.

El petróleo puede con todo en esta Latino América: con los políticos, con las escuelas “filosóficas” como el chavismo, con los sindicatos privilegiados y con los altos costos de sus nóminas públicas y secretas.

PUBLICACIONES RECIENTES

Por: Gabriel Hernández ...