Domingo, abril 30, 2017
Portada

Por: T. Borjas y Redacción PZ

 

John F. Welch Jr, mejor conocido como Jack, nació el 19 de noviembre de 1935 en Peabody, Massachusetts; un pequeño poblado de granjas al norte de Boston. Sus padres eran católicos, de origen irlandés y pertenecían a la clase trabajadora y conservadora de su tiempo. En su infancia pasaba el tiempo jugando hockey sobre hielo y atribuye muchas de sus lecciones fundamentales a las mieles del triunfo y los sinsabores de la derrota deportiva.

En su autobiografía, Welch describe un instante en particular, cuando su equipo de hockey perdió un juego y al terminar lanzó molesto su palo. Al ver esto, su madre entró al vestidor y frente a sus compañeros le dijo: “Si no sabes perder, nunca sabrás ganar. Si no comprendes esto, no deberías estar jugando”.

Ingresó a estudiar Ingeniería Química en la Universidad de Massachusetts, de donde se graduó en 1957, para posteriormente obtener su Doctorado en Química en la Universidad de Illinois en 1960, año en que comenzaría a laborar para la división de nuevos plásticos de General Electric. Welch recuerda que su trabajo como ingeniero en la fábrica de Pittsfield era emocionante y dinámico; podía explorar los límites de la tecnología de materiales sin límite. “Los laboratorios eran pequeños e íntimos, cargados con una atmósfera de emoción y ánimo por el desarrollo y logro”, sin embargo; su primer aventura con la empresa fundada por Edison y Morgan, estuvo a punto de ser la última.

Welch se sentía subvaluado y que no le pagaban lo suficiente, él pensaba que la causa era la gran burocracia de la compañía y los altos costos que tenerla representaba. Jack aceptó un empleo con otra organización, pero cuando anunció que dejaría sus filas, un ejecutivo de GE lo convenció al descubrir su potencial y entender su posición. A pesar de haberse quedado, la visión de Welch no cambió respecto a la manera de trabajar de la empresa, la cual calificaba como insensible y débil.

Siete años más tarde, en 1968, cuando Welch apenas contaba con 33 años, se convirtió en el “General Manager” más joven de GE, teniendo a su mando el departamento de plásticos, cuya operación rebasaba los 26 millones de dólares y gracias a su conocimiento del negocio, del producto y su pasión por las ventas, el plástico ganó mercado y se convirtió en un bien común para todos.

A lo largo de la década de los setenta, continuó avanzando y ocupando posiciones llenas de retos. Fue Vicepresidente de División en 1972 y en 1973 fue nombrado Director de planeación estratégica, para pasar a ser en 1977 Ejecutivo de la división de productos de consumo, un negocio cuyo valor de operación rondaba los 4,200 millones de dólares.

En 1981, Jack Welch no figuraba como el candidato más fuerte para suceder a Reginald Jones, como el hombre fuerte de la empresa, sin embargo; su desempeño, su historial de ventas y utilidades, así como su personalidad directa, abierta y apasionada le ganaron un lugar por encima de los otros 6 candidatos.

No poseía un plan maestro para la reorganización de GE pero si tenía una visión muy clara sobre lo que debía ser la empresa y lo que tenía que hacerse: Lo primero, era desmantelar la burocracia ya que constituía un obstáculo entre las diferentes áreas de la organización, por otra parte, una estructura rígida imposibilitaba que las personas se conocieran y comprendieran mejor. “La administración de GE estaba construida alrededor de 300 negocios separados entre sí, lo que era una clara receta para la ineficiencia”.

Bajo su mando y apenas en sus primeros 5 años, se despidió a 120,000 personas y líneas enteras de las fábricas fueron desmanteladas siguiendo los principios de la doctrina Welch, esa que indicaba que solo los negocios donde GE fuera número 1 o 2, debían permanecer operando. Lo anterior logró miles de millones de dólares en ahorro y reinvirtió dichos flujos previendo futuras adquisiciones, tal como la de RCA, una empresa manufacturera que compró por 6,300 millones de dólares y que en su momento era un competidor líder en la industria tecnológica y militar.

Para mediados de los 90, iniciativas como la de Six Sigma fueron introducidas, buscando maximizar la eficiencia en los procesos de manufactura, a través de la minimización de mermas y defectos. Su aplicación, llegó a ser considerada como el programa de control de calidad más grande y ambicioso en la Unión Americana. El programa requirió millones de dólares invertidos en capacitación, pero llevó a la empresa a niveles de productividad y utilidades nunca antes vistos.

Welch creía que aquellas personas que tuvieran mejor desempeño debían ser recompensadas por un programa de bonos, así generalmente el 20% de los empleados era premiado y el 10% con el desempeño más bajo, los llamados “limones”, eran despedidos y reemplazados.

Por otra parte, propuso que existiera una buena comunicación para que todos tuvieran acceso a información consistente, así surge la necesidad del “gerente bilingüe”: una persona que fuera capaz de comunicarse con los de arriba, con los de abajo, con la alta gerencia y con los obreros. Sólo de esta forma la empresa podría evolucionar en una organización abierta con la habilidad de aprender rápidamente y transformar ese aprendizaje en acciones.

Además de las mediciones minuciosas y la lucha incesante contra la burocracia, trajo un aire de informalidad a la empresa. La satisfacción del cliente y la buena relación con los colaboradores fueron los ejes internos que lograron el éxito generalizado, ya fuera vendiendo fruta o turbinas para aviones. Sus empleados aseguran que “no era raro ver a Jack platicar con los obreros sobre cosas cotidianas, o felicitarlos por el nacimiento de un nuevo hijo… existía un orgullo enorme en los empleados y la línea de comunicación era tan directa y la confianza tan grande, que todos los miembros de GE lo conocían simplemente como Jack”.

Su estilo de management informal pero severo, incluía notas escritas a mano para motivar, corregir o felicitar a los miembros de la empresa, sin importar su nivel en la estructura y de la misma forma, Welch llenaba personalmente las evaluaciones de quienes le reportaban y mantenía comunicación constante con ellos sobre lo que cada uno de ellos hacía. Se mantenía abierto al diálogo y a la crítica en ambos sentidos; sus colaboradores cercanos sabían que podían hablar de manera franca y clara con él, sin importar el asunto y sin sufrir consecuencias.

Sin embargo; la cordialidad e informalidad existente en la empresa, no podía confundirse con falta de severidad, ya que parte del cambio de cultura al interior, incluyó un seguimiento formal a las metas y medidas como la desaparición de las juntas y comités de cambio. Los líderes de los equipos tuvieron mayor autoridad e inculcaron en su personal valores como el amor a la velocidad de respuesta, a la satisfacción del cliente y de los empleados, así como a la competencia – externa e interna.

Su estilo de liderazgo fue muy criticado por la prensa, quien lo pintaba como ogro, ya que era por todos conocido su poca paciencia para medidas a medias, su combativo estilo para revisar el desempeño de las diferentes áreas del negocio y por juzgar precipitadamente ciertas situaciones. Catalogado como líder narcisista, era independiente y poco impresionable, buen orador, visible, carismático, arriesgado y sabía aprovechar las oportunidades.

Era un convencido de la educación y la preparación, sin embargo; pensaba que los MBA’s o los diplomas de las grandes universidades no eran sinónimo de éxito bajo su modelo de empresa, por ello construyó un programa de educación corporativa que cultivaba el talento de los gerentes para que pudieran dirigir sus respectivas divisiones. Para ello, construyó unas instalaciones de capacitación en el estado de Nueva York, invirtiendo 40 millones de dólares en el proyecto y abrió la puerta a una nueva era. Expertos de Harvard y la Universidad de Michigan acudían a impartir clases y a revisar casos en programas de 3 semanas de estudio. En menos de 10 años, todos los puestos vacantes de GE eran llenados con su propio personal, gracias a su agresiva política de desarrollo de talento.

A pesar de la capacitación de gran parte del personal, muchos de los empleados pertenecientes a la era pre-Welch obstaculizaban su implementación, por lo que frustrado, Jack tomó la decisión de despedirlos e implementó el modelo clásico de Nueva Inglaterra de “town meetings” para discutir los problemas de una sociedad. Estos foros abiertos se llevaban a cabo sin la presencia de los ejecutivos y eran facilitados por consultores externos; al terminar, los ejecutivos ingresaban y en ese momento debían decidir si la conclusión del foro se implementaba o no.

El modelo trajo grandes innovaciones y surgió el concepto de ser una empresa sin fronteras internas, lo que significaba que el conocimiento debía ser compartido con toda la organización. Este simple concepto, implicaba no solo compartir lo que sabían sino las mejores prácticas para mejorar utilidades y solucionar problemas. Como es lógico, lo que solucionaba problemas en una división, también lo solucionaba en otra.

A lo largo de sus 41 años en GE, Welch pasó de ser un Ingeniero Junior a ser el Vice Presidente más joven y después su CEO y Presidente también de menor edad. Sus 20 años como líder le ganaron a Welch una reputación de ser intolerante ante el sin sentido y un estilo dinámico y agresivo que era considerado como rudo por empleados e inversionistas. Si bien sus técnicas eran discutibles, sus resultados no. Welch llevó a GE a los mercados internacionales y de la manufactura a los servicios. El valor de mercado de la empresa creció 40 veces y cuando se retiró, General Electric era la empresa más valiosa del mundo.

GE

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Juan Pablo Ramírez...

POPULAR VIDEO

Por: James Banks y Redacción PZ

El inversionista más exitoso del Siglo XX es un personaje como pocos. Su fortuna es una de las más grandes del mundo, su participación en varios y muy diferentes mercados es digna de admiración, pero es su sabiduría y su simplicidad lo que lo ha hecho realmente especial.

Nacido el 30 de agosto de 1930, Warren Edward Buffett es un empresario, inversionista y filántropo norteamericano originario de Omaha, Nebraska, quien ha estado de manera consistente en el listado de las personas más ricas e influyentes del mundo.

Su estrategia de invertir solamente en marcas estables y precedibles para el consumidor, evitando siempre los sectores con capital intensivo y en cambio permamente por el desarrollo tecnológico, le han dado el calificativo de gurú del mundo bursátil, sin embargo; su estilo de vida lejos de ser el de un millonario que multiplica su capital casi por minuto, se caracteriza por su austeridad personal, su sentido del humor y su sabiduría que comparte a través de sus cartas anuales y sus miles de frases y consejos que inundan el internet.

Pero ¿cómo llegó Buffett a amasar cerca de 73 mil millones de dólares? La respuesta es sencilla y directa: empezando muy joven. En su casa le inculcaron el hábito del trabajo y del ahorro. Su padre (Howard) trabajó como broker de acciones y fue Congresista. Su madre era ama de casa y estaba dedicada a la formación y atención de Warren y sus dos hermanas.

De niño, visitaba continuamente la oficina de su padre, quien le permitía escribir en un pizarrón los precios de las acciones, lo que lo llevó a los 11 años a invertir  por primera vez en tres acciones de “Cities Service Preferred” las cuales adquirió en $38 por acción. El precio se desplomó a $27 y Buffett las mantuvo hasta que tocaron los $40 dólares, con lo que tuvo una pequeña ganancia, sin embargo; con el tiempo las accciones llegaron a valer $200 dólares, dándole una lección de vida sobre la paciencia en el mundo de las inversiones.

A los 13 años creó su primer empresa de reparto de periódicos, ruta que supervisaba en su bicicleta, misma que le generó una utilidad anual de $5,000 USD a los cuales dedujo de impuestos $35 dólares por el costo de su bicicleta, de acuerdo con sus registros. Dicen aquellos que lo conocen que su experiencia con la prensa, lo llevó en su juventud a comprar con sus ahorros, acciones del Washington Post – acciones que no ha vendido desde entonces.

Con el paso de los años, tuvo diversos trabajos y negocios de medio tiempo en su ciudad natal, sin embargo; al graduarse de la Universidad de Nebraska, ingresó a estudiar en la Escuela de Negocios de Columbia, donde recibió las enseñanzas de quien sería su mentor: Benjamin Graham, el padre del “value investing”.

Buffett cuenta que un sábado leyendo una edición vieja de un libro, descubrió que su profesor era el Presidente de una pequeña y desconocida compañía de seguros establecida en Washington DC llamada GEICO, así que ese mismo día tomó el tren a la capital y al llegar a la empresa, tocó la puerta hasta que un intendente acudió a abrir. Preguntó si había alguien en el edificio y para su suerte, si lo había. En el sexto piso se encontraba trabajando Lorimer Davidson, el Vicepresidente de Finanzas de la aseguradora, a quien bombardeó con cientos de preguntas sobre la empresa, su modelo de negocio y sus prácticas directivas, la plática duró cuatro horas y años después Buffett la adquirió en su totalidad.

Las buenas notas que obtuvo durante sus estudios de posgrado no lograron que su mentor lo invitara a trabajar a su firma de inversiones – ni su padre ni Graham deseaban que el joven Warren fuera a Wall Street – y a pesar de que ofreció trabajar para Graham de manera gratuita, su mentor rechazó la oferta.

Con el ánimo destrozado, Buffett retornó a Nebraska donde se hizo cargo de la casa de corretaje de su padre y comenzó a salir con Susie Thompson, con quien se casó en abril de 1952. En aquel tiempo, las inversiones del futuro magnate se limitaban a una pequeña gasolinera y algunas propiedades, sin embargo;  ninguno de los negocios era éxitoso.

Rentaban por $65 dólares mensuales un departamento de tres cuartos donde además del joven matrimonio y su hija Susie, vivían varios ratones. Cuenta Buffett que su situación económica era tan complicada que cuando nació su primogénita, le fabricaron una cuna con un cajón y algunas cobijas. Con el fin de tener un ingreso extra, comenzó a dar clases en la escuela nocturna y debido a que sufría de pánico escénico, tomó un curso de ventas con Dale Carnegie que fue tan solo el inicio de su cambio de suerte. Ben Graham, su mentor y figura a seguir, lo llamó por teléfono un día y le ofreció trabajo en su oficina de Nueva York.

Buffett pasaba gran parte del día analizando reportes de Standard & Poors, buscando siempre oportunidades de inversión, sin embargo; fue ahí donde las diferencias entre alumno y maestro comenzaron a surgir. Utilizando como base la estrategia de Graham – que se enfocaba en el balance y los ingresos de una empresa – Buffett desarrolló su propio estilo al incluir en los análisis elementos intangibles tales como el equipo administrativo y la marca de las empresas. Su estilo disciplinado y capaz, le fueron útiles para que en tan solo 6 años su fortuna creciera de $9,800 a $140,000 dólares, lo que le permitió comenzar a planear su siguiente paso.

El 1 de mayo de 1956, Buffett reunió $105,000 dólares provenientes de siete socios que incluían a su hermana Doris y su tía Alice, él aportó $100,000 y creó de manera oficial Buffett Associate y para finales de ese mismo año, estaba ya administrando $300,000 dólares en capital.

Durante los siguientes cinco años, las inversiones de Warren generaron una rentabilidad cercana al 251%, más del triple de lo alcanzado por el índice Dow Jones y para 1962 su empresa contaba con un capital de $7.2 millones de dólares, de los cuales uno ya era de su propiedad y aunque no cobraba una cuota por convertirse en socio de su empresa, él tenía derecho sobre el 25% de las utilidades, si estas eran mayores al 4%.

Diez años más tarde, los activos de Buffett Partnership rondaban los 44 millones de dólares,  su fortuna personal se ubicaba en alrededor de los 7 y su firma había ofrecido un rendimiento neto del 1,156% que hacía ver ridículo al rendimiento del Dow Jones que había sido del 123%… Buffett comenzaba a ser leyenda.

Para 1968, sus inversiones generaron un 59% de ganancia neta y en 1969, estructuró lo que sería una de las empresas más exitosas de todos los tiempos. Dejó de aceptar nuevos socios y comenzó a liquidar a aquellos que habían invertido. En mayo de 1969 informó a través de una carta a sus socios que “no había sido posible encontrar ofertas atractivas en el mercado” y liquida cada una de sus empresas con excepción de Berkshire Hathaway.

Cuando comenzaron los setentas, Buffett diversificó sus inversiones – dulces, textiles y otros –  y se hizo del 43% de las acciones de Berkshire, mientras que Susie poseía otro 3%. Su fortuna estaba totalmente invertida en su empresa, lo que hizo posible que en 1976 hiciera formal su entrada como propietario en GEICO, la misma compañía de seguros que había conocido mientras era estudiante y cuyas acciones – en ese momento – devaluadas valían tan solo $2 dólares.

Para finales de la década, su reputación había crecido a puntos insospechados, en los cuales con un simple rumor de compra, el precio de una acción podía despegar hasta las nubes, sin embargo; su falta de líquidez lo llevó a participar en otras actividades y así, en una clara especulación, adquirió futuros del cobre, lo que le generó ganancias por más de $3 millones de dólares en muy poco tiempo, sin embargo; lo mejor para Berkshire Hathaway estaba por llegar.

En 1983 se hizo de la empresa “Nebraska Furniture Mart”, trato que cerró con un simple apretón de manos, y un poco más tarde de “Scott & Fetzer”, el fabricante de las aspiradoras Kirby y la enciclopedia “World Book”. Con esta última adquisición, la empresa del Oráculo de Omaha se hizo de una máquina generadora de $315 millones de dólares anuales en efectivo, lo que derivó en la escalada del precio de su acción de $2,600 USD hasta $80,000 en los noventas.

Con la llegada del fin del siglo, las adquisiciones continuaron y Executive Jet se unió al catálogo de entidades bajo su control, pero fue la adquisición lenta y paulatina de acciones de Coca Cola en 1988 lo que lo posicionó muy por encima de su competencia. Se dice que un buen día, Buffett decidió comenzar a comprar acciones de Coca Cola y que a los pocos meses, poseía el 7% de la compañía, valuado en un poco más de 1,000 millones de dólares, los cuales en menos de tres años superaron en valor, a toda la cartera de posesiones de la empresa.

Al llegar el nuevo Siglo, muchos inversionistas comenzaron a dudar de Buffett por las bajas rentabilidades alcanzadas, pero al estallar la crisis de las “Empresas Punto Com”, el mundo bursátil comprendió que Berkshire Hathaway jamás invertía en productos complejos o que no entendía, lo que mantuvo sus negocios e inversiones a salvo.

El 28 de abril de 2008, paralizó al mundo de las finanzas al anunciar que crearía la empresa de dulces y chicles más grande de los Estados Unidos y el 3 de noviembre de 2009, Buffett decidió invertir 44,000 millones de dólares para adquirir la totalidad del Burlington Northern Santa Fe, una compañía de ferrocariles con sede en Forth Worth, Tx.

Su cartera actual, tiene un valor real de 72,300 millones de dólares lo que lo coloca como el 3er hombre más rico del mundo, ha escrito diferentes artículos todos recopilados en el libro “The Essays of Warren Buffett: Lessons for Investors and Managers” y sorprendió al mundo en el año 2006 al anunciar su plan para donar toda su fortuna a la beneficiencia. El 83% de sus fondos estarán siendo donados a la fundación de su gran amigo Bill Gates, organización que busca erradicar enfermedades a través de vacunas y llevar servicios sanitarios y agua a regiones del mundo – especialmente África – donde son motivo de vida o muerte. Sus hijos (Susan, Howard y Peter) no herederán una parte significativa de su fortuna ya que ha decir del Oráculo de Omaha “solo quiere darles lo mínimo para que sientan que pueden hacer cualquier cosa, pero no tanto que sientan que pueden estar sin hacer algo”.

A pesar de su gran fortuna, mantiene el mismo salario anual desde 2006 (100,000 USD) y continua viviendo en la misma casa en Omaha que compró desde 1958. Le apasiona jugar “bridge” y es compañero de juego de Bill Gates, con quien comparte no solo la pasión por los juegos de mesa, los libros, las novelas literarias y las listas de 5 objetivos a alcanzar en cada año.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por:  Redacción PZ y Elyssa Bevil

¿Quién diría que Mickey Mouse, uno de los personajes más conocidos por el mundo entero, fuera la creación de una persona a quien le aseguraron que le faltaba talento? o ¿qué una de las empresas más admiradas por chicos y grandes hubiera sido fundada por alguien a quien su padre menospreciaba?

Walter Elías Disney, nació en Chicago el 5 de diciembre de 1901 y tuvo una infancia limitada, marcada por los apuros económicos de Elías y Flora Disney. Su padre, carpintero de profesión, se caracterizaba por tener una severidad desmedida y menosprecio por su hijo, lo que causó que Walter creciera muy unido a su madre y a su hermano Roy, ocho años mayor.

Debido a la creciente criminalidad en Chicago, sus padres decidieron mudarse a Missouri, donde debido a su corta edad, pasó la mayor parte del tiempo jugando y fue en esta época, cuando Disney comenzó con su afición por el dibujo.

Para 1910, los Disney se trasladaron nuevamente a Chicago donde su padre, se había asociado para formar una empresa refresquera. Mientras Walter continuaba con sus estudios y ayudaba a su padre, asistía por las tardes a clases en el Instituto de Arte de Chicago, donde aprendió a dibujar publicidad, sin embargo; fue el campo cinematográfico de los dibujos animados lo que siempre llamó su atención.

En sus años escolares, Disney era el caricaturista del periódico The Village Voice y para 1918, siguiendo los pasos de su hermano, abandonó los estudios para alistarse en el ejército, como no fue aceptado debido a su corta edad, falsificó su certificado de nacimiento e ingresó al cuerpo de ambulancias de la Cruz Roja y al termino de la Primera Guerra Mundial, fue trasladado a Europa para fungir como conductor de oficiales. Un año después, regresó a los Estados Unidos y se mudó a Kansas City para comenzar con su carrera artística.

Su hermano Roy, trabajaba en un banco local y le ayudó a conseguir empleo en el Estudio de Arte Pesmen-Rubin, donde creaba dibujos para publicidad, periódicos y revistas en compañía de un joven de origen alemán llamado Ub Iwerks, quien se convertiría en su socio y mejor amigo. Posteriormente junto con Iwerks, decidieron trabajar para la Kansas City Film Ad Company, cuyo propietario prestó equipo de animación a Disney e Iwerks para que comenzaran su propia compañía.

Los primeros trabajos fueron de animación de cuentos clásicos para niños, sin embargo; los ingresos no eran suficientes para pagar la nómina y al poco tiempo estaban en bancarrota. Dispuesto a seguir su sueño, abandonó Kansas y se dirigió a Hollywood.

Disney creía que con su experiencia con la cámara y la animación, obtendría trabajo de director, pero ningún estudio quiso contar con sus servicios, por lo que decidió volver a montar su propia empresa con su hermano Roy como socio.

El 16 de octubre de 1923, la Disney Brothers Studio firmó su primer contrato importante, pero todavía insuficiente para hacer frente a las dificultades financieras de su incipiente aventura. Ya entonces, Walt puso de manifiesto lo que después sería una constante en su compañía: que era capaz de recurrir a cualquier estrategia para sacar su empresa adelante.

Para 1924 y en complicidad con su hermano, convenció a Ub Iwerks de que se uniera a ellos como animador, de esta forma, Walt pudo dedicarse al área para la que siempre estuvo más capacitado: la dirección y la creación de personajes y argumentos.

El 13 de julio de 1925, Disney contrajo matrimonio con Lillian Bounds, una joven empleada de su estudio, con la que tuvo dos hijas: Diane Marie, nacida el 18 de diciembre de 1933 cuando el matrimonio ya descartaba que pudiera tener descendencia; y Sharon Mae, a la que adoptaron 3 años después.

En 1926 y después de haber tenido que cambiar de local porque la compañía crecía, los dos hermanos cambiaron el nombre de su empresa a Walt Disney Studio, sin embargo; el estudio sufrió dos años más tarde un importante revés cuando su principal cliente les arrebató la mayor parte de su staff y además se apropió de los derechos del conejo Oswald – su personaje principal que generaba grandes ingresos por licencias y merchandising.

Al perder los derechos de su creación más importante, Walt sintió la necesidad de desarrollar un nuevo personaje y le encargó a su eterno socio, Ub Iwerks, la tarea. Este diseñó varias propuestas, entre ellas un perro, una rana, un caballo y una vaca – que pasaría a ser después Clarabella – sin embargo; la inspiración le llegó a Disney al recordar un pequeño ratón que tenía como mascota en su oficina mientras trabaja en Kansas City. El nombre original del famoso ratón era Mortimer, pero la esposa de Walt, lo convenció que lo bautizaran como Mickey.

Los inicios de Mickey fueron muy complicados, las dos primeras películas: Plane Crazy y The Gallopin’ Gaucho, ambas producidas en 1928, fueron un rotundo fracaso y carecieron de distribuidor, sin embargo; la tenacidad y constancia características de Walt lo impulsaron a crear una tercera entrega denominada Steamboat Willie (Willie, el buque de vapor), la cual contó con un distribuidor y fue estrenada el 18 de noviembre de 1928 en Broadway, convirtiéndose en un éxito inmediato y presentando por primera vez a Mickey Mouse con su audiencia.

Siguieron con la creación de otros personajes, Minnie, la eterna novia de Mickey; Pluto, su inseparable perro; y sus amigos Goofy, creado en 1932 y Donald, en 1934. En todos los casos, llamó la atención de sus impecables trazos y terminó por cautivar a los espectadores al recurrir al imaginario de los cuentos tradicionales estadounidenses y europeos para presentarlos animados.

Sus obras, realizadas en cadena, perdieron la originalidad inicial, el cineasta comenzó a cuestionarse acerca del costo creciente de los largometrajes, y poco a poco el creador comenzó a desvanecerse para dar paso al hombre de negocios.

Blancanieves, fue el primer largometraje animado de lengua inglesa y el primero en utilizar el Technicolor -un proceso inventado en 1916 que permitía filmar y proyectar imágenes a colores – por lo que la película fue el mayor éxito de taquilla de 1938, obteniendo ingresos por 8 millones de dólares (equivalentes a unos 98 millones actuales) el día de su estreno. El éxito de Blancanieves permitió a Disney construir unos nuevos estudios en Burbank, su actual sede, que fueron inaugurados el 24 de diciembre de 1939.

En 1940, Pinocho y Fantasía hicieron su aparición, sin embargo; ambos fueron desastres financieros. Como respuesta Dumbo, un filme de bajo costo, fue planeado como generador de ingresos pero durante la producción, la mayor parte del personal se fue a la huelga, tensando así de manera permanente la relación entre Disney y sus artistas.

Al poco tiempo del exitoso estreno de Dumbo a finales de 1941, los Estados Unidos ingresaron a la Segunda Guerra Mundial y el ejército norteamericano tomó la mayor parte de las instalaciones y personal del estudio para crear películas de entrenamiento e instrucciones para los soldados, así como propaganda antinazi. Los filmes militares no generaron ingreso alguno y en 1942, Bambi tuvo un desempeño menor al esperado. En respuesta, Disney decidió relanzar a Blanca Nieves en 1944, estableciendo la tradición de republicar sus éxitos cada siete años.

En la segunda mitad de la década de los 40, el estudio se había recuperado y pudieron estrenar Alicia en el país de las maravillas y Peter Pan, las cuales se habían guardado durante los años de la Guerra, esperando mejores tiempos.

El propio Walt dedicaba menos tiempo a producir y más a inventar productos derivados de sus obras; así en un viaje a finales de la década de los 40, Disney dibujó algunas ideas sobre un parque de diversiones para los hijos de sus empleados y tras 5 años de planeación, desarrollo y producción comenzó la recaudación de fondos y el financiamiento para llevarlo a cabo.

“Quiero que se vea como nada en el mundo y deberá estar rodeado por un tren” habría de ordenar al Director del proyecto, inspirado en la gran diversión que sus hijas experimentaban al abordar el Carolwood Pacific Railroad. Finalmente, el 17 de julio de 1955, Disneyland abrió sus puertas con la promesa de recordar glorias del pasado y descubrir los retos y promesas del futuro.

En 1966 se sometió a una cirugía por una lesión en el cuello, causada por muchos años de jugar al polo. El 2 de noviembre, durante un procedimiento radiografías pre-operatorias los doctores del St. Joseph Medical Center descubrieron un tumor en su pulmón izquierdo – causado por tabaquismo, tras la biopsia, descubrieron que era maligno y 9 días después le fue retirado el pulmón entero. El 30 de noviembre se desmayó en su casa y fue revivido por el personal de emergencias de los bomberos de la ciudad y finalmente el 15 de diciembre – 10 días antes de su cumpleaños 65 – falleció de un colapso circulatorio, causado por cáncer de pulmón.

La última frase que dijo en sus oficinas tras una revisión con su equipo de trabajo fue: “Continúen con su buen trabajo, muchachos” … hasta la fecha lo siguen haciendo.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

POPULAR VIDEO

Por:  Mariano Vázquez

Juventud

Steven Paul Jobs, nació el 24 de Febrero de 1955 en San Francisco, California. Sus padres biológicos, Joanne Schieble y Abdulfattah Jandali lo dieron en adopción. Steve fue adoptado por Paul y Clara Jobs, una pareja californiana de clase media.

A los 13 años, conoció a una de las personas más importantes en su vida, su socio por muchos años: Stephen Wozniak, 5 años mayor que él y que era ya conocido por su habilidad con los componentes electrónicos y tal como Jobs, por su incorregible rebeldía.

Permaneció solamente un semestre en la Universidad y decidió mudarse a una comunidad hippie donde incursionó en la filosofía oriental, las dietas frutales, el LSD y donde la única actividad productiva era el cultivo de manzanas.

Fundación de Apple

A su regreso a California, Jobs fue contratado por la compañía de videojuegos Atari, la cual ganó popularidad porque salió de un club de aficionados denominado “Homebrew Computer Club” del cual Steve Wozniak formaba parte y donde aprendió como ensamblar su computadora personal.

Jobs comprendió a primera vista que la invención de su amigo podría revolucionar la industria de la programación y convenció a Wozniak de formar una compañía que ensamblara tarjetas y gabinetes; así nació Apple Computer el 1 de Abril de 1976.

Apple II, Macintosh y su salida

Gracias al éxito de su primer producto, Apple comenzó a desarrollar una computadora más poderosa, con la capacidad de presentar gráficos a color, fácil de utilizar, una presentación con gran diseño y con la formidable innovación del VisiCalc, la primera hoja de cálculo en la historia. Las enormes ventas y expectativas sobre la compañía, los llevaron a hacerla pública en diciembre de 1980 – tan solo 4 años después de su invención – y con ello, Steve Jobs de apenas 25 años, lograba consolidar un patrimonio aproximado de más de 200 millones de dólares.

Después de un par de proyectos fallidos, Jobs se concentró en el que sería una de sus más grandes creaciones La Macintosh. Una computadora más pequeña y económica que las anteriores, con la nueva característica de contar con folders, íconos, menús desplegables y un “mouse”. Tras tres años de trabajo, la Mac fue presentada en 1984 durante la junta de accionistas y solo durante los primeros meses fue un éxito en ventas.

La actitud rebelde, despótica y voluble de Jobs causó gran tensión con la Junta Directiva de Apple y con las ventas en pleno declive, decidieron retirarlo de las operaciones. En septiembre de 1985, presentó su renuncia, vendiendo todas sus acciones (menos una).

Jobs y Pixar

En 1985, George Lucas (creador de Star Wars) estaba en medio de un costoso proceso de divorcio y decidió vender su división de gráficos por computadora y Jobs la compró. Al principio se enfocó en vender equipos para desarrollar gráficos en hospitales y las fuerzas armadas, a pesar de que algunos ejecutivos de Pixar soñaban con desarrollar películas animadas por computadora.

Al paso del tiempo y tras un premio de la Academia, Jobs aceptó convertir a la empresa en una desarrolladora de software para animación. En 1995 y después de su sociedad con Disney para desarrollar Toy Story, la empresa se hizo pública, emitió acciones en Wall Street y Jobs, quien era dueño del 80%, incrementó su fortuna a más de 1,500 millones de dólares – cinco veces lo que había hecho en Apple en los ochentas.

El regreso a Apple

Durante ese mismo tiempo, el CEO de Apple había decidido adquirir el sistema operativo que NeXT había desarrollado, Jobs lo convenció de comprar toda la compañía por 400 millones de dólares y a finales de 1996, Jobs regresó a la empresa que había fundado.

La empresa de la manzana perdía dinero, tan solo en el primer cuarto de 1997, tenía pérdidas por 700 millones de dólares y el 16 de septiembre, Steve Jobs regresó al puesto que nunca dejaría.

Con Jobs a la cabeza, Apple comenzó a recobrar el brillo y la innovación en sus productos. En Mayo de 1998, presentó la iMac, una computadora personal que revolucionó la industria por su diseño atrevido, sus colores neón y su gran plan de marketing y publicidad. Steve recuperó la fe y confianza de los críticos de la industria y miles de desarrolladores “brincaron” a ser usuarios de la plataforma Mac – fue el inicio de su ola “cool”.

Los primeros segundos pasos

El enfoque de Jobs era ahora incrementar la participación de mercado. Decidió lo que sería parte de su éxito en el largo plazo: su sistema operativo sería cerrado y tendría software y aplicaciones exclusivas. Introdujo software para poder editar videos y películas personales sabiendo que en el futuro, el video sería una industria tan importante como la editorial y aunque sus innovaciones fueron un éxito moderado, dieron pie a lo que sería el “boom” para manejar contenido digital (iMovie & iDVD)… la revolución del contenido digital personal había comenzado.

2001: El año que todo cambió

Las decisiones más importantes de Jobs y su equipo se dieron entre los años 2000 y 2001. Fue ahí cuando decidieron explorar un canal exclusivo de venta directa al público bajo la premisa de que solamente en un ambiente diseñado, controlado y atendido por personal de Apple, el consumidor final podría apreciar la superioridad de las Mac en su totalidad.

A finales del 2000, Napster, la aplicación para compartir música, estaba en su punto más alto y cuando Apple notó que los internautas no estaban invirtiendo su tiempo en películas sino compartiendo y escuchando música; tomaron la iniciativa para diseñar iTunes, pero había un problema: los reproductores personales existentes eran obsoletos (y espantosos).

Por lo anterior, Steve Jobs tomó el liderazgo del proyecto y en octubre del 2001, presentó a un grupo de periodistas un reproductor que cambiaría el futuro de la compañía: el iPod.

El pequeño gadget que prometía “más de mil canciones en tu bolsillo”, se convirtió automáticamente en un éxito, ayudó fuertemente a incrementar las ventas de las Macs y reconfiguró para siempre el mercado de la música – en su primer semana, un millón de canciones fueron vendidas a través de dicha tienda.

En enero de 2004, Apple introdujo al mercado el iPod mini y fue a partir de ahí, que se convirtió en el ícono cultural como lo conocemos hoy. Un año después, en el 2005, el número de canciones vendidas a través de iTunes, alcanzaba mil millones y lo más importante, ambos productos, habían catapultado al infinito las ventas de sus computadoras.

iPhone, iPad

Gracias al temprano éxito del iPod, Jobs y su equipo descubrieron el gran mercado de los “consumer electronics” y para 2003, el fundador de Apple, comenzó a trabajar en el desarrollo de una tableta pero cambió la estrategia para aplicar los desarrollos a la creación de un teléfono. El 9 de enero de 2007, Steve presentó el iPhone en la que es considerada como su mejor y más memorable presentación.

El iPhone se convirtió en un instrumento disruptivo de la tecnología y la industria. Era iPod, teléfono y conexión a internet en la palma de la mano. Con el paso de los meses, el nuevo gadget se convirtió en la fuente número uno de ventas para la compañía… nuevamente Jobs revolucionaba otro mercado en el que incursionaba y creaba uno nuevo, el de las aplicaciones para sus equipos.

En Enero de 2010, Steve presentó al mercado “la cosa más grande que jamás habían realizado”: el iPad, el gadget que reemplazaría la PC del usuario promedio y comenzaría otra revolución.

Para esos momentos, el cáncer que apareció en el 2003 regresó y  lo marginaba de la operación continua de la empresa, pero Steve apareció nuevamente en junio de 2011 para introducir su última innovación: el iCloud; su última gran creación, la cual permitía sincronizar archivos, correo electrónico, documentos y más entre los productos Apple.

Su legado

El hombre de la eterna camiseta negra, jeans y tenis, sabía de la gravedad de su enfermedad, por lo cual planeó la sucesión en Apple; Tim Cook, Director de Operaciones  tomaría su lugar en la Junta Directiva y preparó una serie de Ejecutivos a través de casos y clases. En su última aparición, develó el proyecto para las nuevas oficinas de Apple en Cupertino, California y renunció como Presidente de la misma el 24 de agosto de 2011.

De la misma forma, quiso preparar y dejar en orden sus asuntos personales y a partir de 2009, comenzó a preparar su autobiografía autorizada, uno de los libros más vendidos en los últimos años.

Falleció el 5 de Octubre de 2011, rodeado de su familia, un día después de la presentación del iPhone 4S.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Google recopila sufic...

POPULAR VIDEO

Por: P. Martín y Redacción Pz

De todas las cualidades de Roger Federer, su optimismo es una de las más grandes. La leyenda viviente del tenis mundial, ha tenido que enfrentar grandes descalabros en los últimos tiempos – desde perder su posición como rey de la clasificación, hasta ser derrotado por jugadores novatos, pasando por lesiones y molestias severas en su espalda – pero fiel a su personalidad, ante los obstáculos se muestra elegante y pasados unos minutos, logra recuperarse.

Antes de llevar a sus gemelas de 5 años a nadar en el hotel y con un café espresso y una botella de agua mineral en la mano, declara ilusionado y tranquilo que “está listo para el torneo de Toronto”. Resulta intrigante ¿dónde empieza Federer la persona y dónde el personaje?  Si es en la vida real como lo es dentro de la cancha: Profesional, puntual, tranquilo y enfocado en los detalles.

El mejor tenista de la historia nació el 8 de agosto de 1981 en Binningen, un pequeño poblado cercano a la ciudad de Basilea, pero fue criado en Riehen y Münchenstein por sus padres Robert y Lynette Federer, quienes trabajaban para la empresa farmacéutica Ciba-Geigy (hoy Novartis).  Desde pequeño, mostró aptitudes deportivas, jugando baloncesto, tenis de mesa e inclusive fútbol en las fuerzas inferiores del FC Basel, el equipo de sus amores, sin embargo; siempre fue el tenis donde sobresalió.

A los ocho años ingresó al programa infantil de Basilea y aunque su juego mostraba un gran talento, era su temperamento lo que se salía de control. “Sí, jugaba siempre con la cabeza caliente” dice Federer 24 años más tarde. Hacía erupción cuando tenía errores inexplicables y no pasaba un día sin que lanzara mi raqueta contra el piso o la reja de las canchas”. Lo anterior molestaba tanto a sus padres que todavía recuerda que tras uno de sus episodios de ira en una derrota, sus padres estaban tan molestos que no le hablaron durante el resto del día, frustrándolo aún más.

Pero bien se dice que el destino conspira para lograr lo que uno tiene reservado, y así, a los 10 años de edad el australiano Peter Carter entró en su vida. Este ex jugador de tenis profesional enseñó al suizo la técnica perfecta, el saque y sobre todo desarrolló en el futuro campeón no solo una estrategia de juego, sino la importancia de ser caballeroso, elegante y amable en la cancha, además de mantener el control sobre las emociones.

En 1994, con 13 años, los Federer aceptaron la invitación del Centro Nacional de Tenis Suizo para que Roger entrenara con ellos en Ecublens, una pequeña ciudad cercana a la frontera con Francia. Debido a que en el centro de entrenamiento solo hablaban francés y Federer alemán, se sentía aislado y deprimido gran parte del tiempo.

Tres años después, ingresó a la academia que había montado su ex entrenador y amigo Peter Carter, en la ciudad de Biel – a una hora de Basel su lugar natal – donde pudo desarrollar aún más su estilo y saltar al circuito internacional para jóvenes. Al poco tiempo de ingresar, la joven promesa logró posicionarse como el número uno al llegar a la final juvenil del US Open y ganar los torneos juveniles de Wimbledon y Orange Bowl.

Para 1998 comenzó su carrera como profesional, jugando su primer partido oficial contra el argentino Lucas Arnold Ker quien lo venció en sets consecutivos. Su desarrollo y aprendizaje fue tan rápido que tan solo un año después, con apenas 18 años de edad, ingresó al Top 100 de la ATP.

Los siguientes dos años fueron de crecimiento y en el 2000 llegaron las primeras finales de torneos oficiales, las cuales perdió contra Marc Rosset en Marsella y contra Tomas Enqvist en Basel. Posteriormente participó en las Olimpiadas de Sidney, quedándose al filo de las medallas y comenzó su relación sentimental con Mirka Vavrinec, atleta suiza del equipo olímpico de tenis, quien con el tiempo se convertiría en su esposa y pilar de su éxito profesional.

En 2001, tras 3 años en la gira profesional alcanzó su primer título en Milán. “Este triunfo significó quitarme un peso de los hombros. Continuamente me preguntaba si sería como aquellos jugadores a quienes todos atribuyen un gran talento pero que no logran jamás un título. Después de Milán, pude comenzar a jugar sin tanta presión; mi nombre ya estaba inscrito dentro de los campeones”… pero lo mejor estaba por venir.

Cuando Pete Sampras, el ídolo juvenil del suizo, se disponía a extender su récord de victorias consecutivas en Wimbledon, Roger Federer lo venció en 5 sets; triunfo que hizo que los calificativos de sucesión en el reinado tenístico corrieran entre los jugadores y la prensa. Desafortunadamente para el futuro campeón, cada una de sus grandes victorias venía precedida de una derrota inconcebible, aún los jugadores profesionales decían “no sabemos qué Roger nos va a tocar, el invencible o el que pierde el ritmo cuando se le presiona”.

Esta situación de falta de control y continuidad, explotó  en el 2002 cuando al perder en primera ronda en el torneo de Toronto, Federer salió a divertirse con otros jugadores e ignoró las continuas y urgentes llamadas a su celular. Finalmente, Lundgren – su entrenador – logró comunicarse con Wayne Ferreira, jugador sudafricano, quien pasó la llamada al suizo. El urgente mensaje lo dejó devastado: Peter Carter, su coach de la infancia y amigo personal había fallecido en un accidente automovilístico.

La muerte de Carter, forzó a Federer a analizarse y al hacerlo, se dio cuenta de que el enfoque en su vida, juego y relaciones estaba perdido. Carter le había enseñado lo que significaba ser un buen jugador y un buen hombre; y él no estaba cumpliendo. A partir de ese momento, él lo honraría.

Comenzó por tomar su preparación en serio, terminó su relación con IMG – su agencia de representación –, centró las operaciones y relaciones de negocio en su familia, contrató un abogado, un consultor de medios y el equipo Federer tomó otro rumbo.

Para confirmar lo anterior y ante los señalamientos de que no estaba preparado todavía para un torneo como Wimbledon, Federer destrozó a sus rivales, en especial a Andy Roddick quien fungía como favorito en la semifinal y posteriormente a Mark Philippoussis en la gran final.

“Crecí de niño haciendo bromas sobre que ganaría algún día Wimbledon, por ello cuando enfrenté a Mark Philippoussis en la final del 2003 y me di cuenta que era punto para partido, las lágrimas casi salían de mis ojos”. Esa victoria, coinciden los analistas deportivos y especialistas del tenis, definió mucho el futuro de Federer al convertirlo en una realidad para sus detractores.

Su objetivo tras ganar el torneo de mayor reputación era alcanzar la cima de la clasificación mundial, convertirse en el número 1, pero para lograrlo habría de madurar y el primer paso era enfrentar al equipo representativo de Australia en la Copa Davis. Cada vez que Suiza enfrenta a los Aussies, el denominado “Trofeo Carter” está en juego – nombrado así en honor al entrenador de Federer – y esto representaba una carga emocional extra para el suizo, la cual lo distrajo para perder un partido decisivo ante Lleyton Hewitt. Al terminar el partido, Roger corrió al vestidor entre llanto, totalmente desconsolado.

Los padres de Carter, presentes en el partido, consolaron de manera privada a Federer y le dijeron “a través de tu juego, vemos la continuación de la vida de nuestro hijo. Apoyarte a ti es como apoyar a Peter”. Esto hizo que las enseñanzas de vida de Carter tuvieran aún mayor peso en la personalidad de Federer y de acuerdo con su equipo, este fue el momento donde evolucionó de joven a adulto y definió el Federer de los últimos 12 años.

Roger comenzó la temporada 2004 con un triunfo en el Abierto de Australia. Estaba en su mejor forma, jugando su mejor tenis y al vencer a Safin en la final, su sueño por fin era alcanzado; había logrado ser el jugador #1 del ranking mundial.

A partir de ese momento ha acumulado más récords personales en sus 16 años de carrera profesional que cualquier otro atleta en sus respectivas disciplinas. Hasta el día de hoy ha ganado 17 torneos de Grand Slam, jugado 25 finales y es el único jugador masculino en haber llegado al menos a cinco finales en cada uno de los Grand Slam (Australia, Wimbledon, Roland Garros, US Open).

A lo largo de su victoriosa carrera, el suizo ha redefinido el concepto del tenis, reintrodujo el “slice” como herramienta de juego y ha sido sobre todo su elegancia y su perfección, dentro y fuera de la cancha lo que lo ha catapultado por varios años a ocupar uno de los dos primeros lugares en la lista de las personas más respetadas y confiables del mundo – solo por detrás de Nelson Mandela – de acuerdo con Leader RepTrak, firma que analiza la reputación de los líderes mundiales.

Su Fundación ayuda a que niños con discapacidad tengan acceso a oportunidades educativas y deportivas alrededor del mundo. Continuamente participa en subastas de beneficio y forma parte del equipo de Embajadores de la Buena Voluntad de UNICEF.

Si bien durante el último año no ha logrado mantenerse en el nivel que nos tenía acostumbrados, asegura que hoy se encuentra más feliz que nunca: “Extraño ganar entre 5 y 10 torneos al año, regresar a casa con un trofeo. Era un sentimiento asombroso, pero hoy en mi vida personal, estoy más feliz que nunca. No me estresa ser quien soy, porque estoy convencido que no tengo que probarme ante los demás”.

El tiempo ha pasado volando en su carrera, su carisma al igual que la lista de sus logros es interminable. Su grandeza no solo será recordada por lo alcanzado en la cancha sino por su eterna humildad, pero él mismo asegura que “en Suiza, nadie se vuelve loco cuando logra algo. Los suizos te mantienen con los pies en la tierra. Vivimos la cultura de que todos somos iguales y eso ha trascendido a mi comportamiento en el juego y fuera de las canchas”.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: LOURDES VILLANUEVA ...

POPULAR VIDEO

Por: Henry Wade y Staff PZ

Eran las 8 de la mañana de un helado lunes londinense, cuando un vehículo negro compacto de lujo se estacionó frente a unos viejos almacenes en la zona industrial de Park Royal. En su interior y terminando de enviar unos tweets, se encontraba Richard Branson, una leyenda de los negocios y el emprendimiento. En la acera esperaba ansiosa Daisy Wallace, Directora de Prensa de Virgin Management quien con emoción y nervios aseguraba lo difícil que era contar con el fundador de Virgin para grabar algunos spots para sus marcas.

Sin esperar más, Sir Richard Branson bajó del coche, se tomó un par de fotos con un pequeño grupo de fanáticos que lo reconocieron, saludo a los presentes y con paso firme y un semblante feliz, ingresó a una vieja bodega habilitada como set de grabación…

Con una personalidad magnética y un carisma que cautiva, parece imposible que el visionario fundador de Virgin, empresa que controla más de 360 empresas, fuera un niño con dislexia y hasta cierto punto clasificado como subnormal e imposibilitado para llevar una vida normal.

Richard Charles Nicholas Branson, nació el 18 de julio de 1950, en Shamley Green, Surrey, Inglaterra, hijo de Edward James y Eve Branson, su abuelo, el honorable Sir Arthur George Branson fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia. Estudió en la Scaitcliffe School hasta los 13 años y después, asistió a la Stowe School pero como consecuencia de su problema, obtenía resultados académicos muy bajos, sin embargo; a los 15 años había fundado dos empresas y a los 16, abandonó los estudios y comenzó con su primer negocio real: la revista Student, que en su visión se convertiría en el medio por el cual su generación se expresaría. A los pocos días de su publicación, Branson recibió una carta del Director de su anterior escuela diciéndole “Felicidades… Yo predije que irías a prisión o te harías millonario”… con el tiempo hizo las dos.

En 1970, cansado de no poder generar grandes utilidades, comenzó a utilizar la revista para posicionar una nueva idea: la venta de discos de música por correo a precios de descuento, lo que resultaba más lucrativo, así que sin pensar; rentó un espacio comercial arriba de una zapatería y reclutó al staff de Student como empleados de la nueva tienda de música. A pesar de las altas ventas, el joven Branson no estaba conforme con las utilidades ya que debía pagar 33% de impuestos y decidido a incrementar los márgenes de su negocio, descubrió que los discos que eran para exportación eran libres de impuestos y con esto, diseñó un fraude fiscal por el que fue detenido y encarcelado en 1971.

Su madre, re-hipotecó la casa familiar para saldar las deudas con el Servicio de Aduanas e Impuestos Especiales del Reino Unido y para Branson 1973 formó Virgin Records, grabando y distribuyendo “Tubular Bells” de Mike Oldfield, colocándose así en el mapa de los sellos discográficos, sin embargo; no fue sino hasta 1977 que firmó con los Sex Pistols, cuando su empresa despegó y a pesar de los escándalos de su grupo estrella, logró convertirse en la disquera de artistas tan renombrados como los Rolling Stones, Peter Gabriel, UB40, Steve Winwood y Paula Abdul.

Para 1983, Virgin aglutinaba más de 50 empresas y un año después, realizó un movimiento que le ganó que lo tacharan de loco: Lanzó la aerolínea Virgin Atlantic y desafió directamente al emblema y orgullo británico, British Airways. La diferencia en servicio era abismal, ya que Branson decidió incluir desde masajes relajantes, hasta asientos reclinables, pasando por helados gratis para los pasajeros y pantallas de televisión en cada asiento, lo que automáticamente colocó “por los cielos” a su compañía, sin embargo; los tiempos eran turbulentos y las finanzas de la aerolínea comenzaron a ir en picada. En 1992 Sir Richard, se vio obligado a vender su empresa a la disquera EMI y así obtener los fondos suficientes para mantener a su aerolínea volando.

El suceso lo devastó y resuelto a no pasar jamás por la misma situación, cambió de estrategia para seguir creciendo. Comenzó a ofrecer licencias para abrir líneas de negocio bajo la marca Virgin sin arriesgar sus recursos. Lo anterior, le permitió la participación accionaria en marcas tales como Virgin Net, Virgin Megastore, Virgin Cola, Virgin Vodka, Virgin Books, Virgin Hotels, Virgin Bridals y muchos más, entre las que destaca el tren de alta velocidad, Eurostar. La condición inicial es sencilla: Branson tiene participación accionaria a cambio de aportar el nombre y la dirección de las empresas, mientras que los “socios” realizan las inversiones. Esto lo ha catapultado a ser un empresario fuera de este mundo.

Y “fuera de este mundo” fue el destino de la aventura empresarial que anunció el 25 de septiembre de 2004: Virgin Galactic, una iniciativa de turismo espacial que unía a Branson con Paul Allen – co-fundador de Microsoft – y Burt Rutan – legendario ingeniero aeronáutico que entre otras cosas diseñó el Voyager. La empresa busca realizar vuelos suborbitales a razón de 200,000 USD por viaje.

De acuerdo con Josh Bayliss, CEO de Virgin Group y responsable de dar seguimiento a los intereses de la empresa en más de 400 diferentes compañías “lo que genera la cohesión del grupo no es solo jugar el juego, sino cambiarlo para bien”, prueba de ello es la iniciativa Virgin Fuels, empresa creada para investigar lo relacionado con el calentamiento global y desarrollar la producción de combustibles más económicos, para automóviles y aeronaves.

Los años han pasado y Branson continua en su travesía creadora. En 2006 formó Virgin Comics y Virgin Animation, empresas de entretenimiento en asociación con el autor Deepak Chopra y el empresario de cine Shekhar Kapur, así mismo, en 2007 inició operaciones el Virgin Health Bank, un banco para guardar células madre, provenientes de la sangre y los cordones umbilicales de los recién nacidos, y a finales del mismo año, adquirió Northern Rock lo que se convertiría en Virgin Money, una empresa de servicios financieros y bancarios.

En Febrero de 2009, lanzó el Virgin Racing Team, equipo de la Fórmula 1 y en Julio de 2012, anunció sus planes para construir un sistema de lanzamiento espacial que permitiría a compañías privadas colocar pequeños satélites en la órbita terrestre.

Si bien ha sido largamente criticado en su país natal por haber establecido, con fines tributarios, como residencia primaria la isla que posee en el Caribe, continuamente ha estado involucrado en la creación y promoción de iniciativas humanitarias: The elders (enfocado en la solución de conflictos de largo tiempo), International Rescue Corps y Prisioners Abroad (organizaciones que apoyan a los británicos detenidos fuera del Reino Unido), Picnic Green Challenge y Carbon War Room, (que buscan apoyar y premiar iniciativas a favor del medio ambiente), The B Team (que busca fomentar mejores formas de encontrar soluciones para el bienestar de las personas y el planeta), el Branson Centre of Entrepeneurship que impulsa la educación, creación y financiamiento de emprendedores en el caribe y Sudáfrica, y la Comisión Global de Políticas de las Drogas.

Gracias a su trabajo y su labor filantrópica le han sido otorgados diferentes reconocimientos entre los que destacan; el Título de Caballero del imperio británico recibido en el año 2000; el premio al ciudadano del mundo, otorgado por las Naciones Unidas en 2007 y una serie de Doctorados Honoris Causa en distintas Universidades.

Richard Branson está casado con Joan Templeman, con quien tiene dos hijos – Holly y Sam – con quienes vive en Necker Island, su isla privada. En 1998, publicó su autobiografía denominada “Perdiendo la Virginidad” a la que siguieron títulos como: “Screw it, let’s do it”, “Business stripped bare”,  “Reach for the skies”, “Screw business as usual” y “Like a Virgin” todos ellos, best sellers.

… Tras un día que incluyó inauguraciones de tiendas, almuerzos con su personal, reuniones de trabajo con el ministerio del transporte, la premiere de una película, decenas de llamadas telefónicas y algunas actualizaciones en twitter, el emprendedor sonriente de la barba blanca, terminó su día a las 10:30pm al llegar al aeropuerto londinense. Lo esperaba un avión con destino a Nueva York, donde comenzaría el día siguiente, con una cita a las 9:00 am.

TIPS PARA EL ÉXITO de Richard Branson

  1. Sigue tus sueños y solo hazlo.
  2. Haz una diferencia positiva y haz el bien.
  3. Cree en tus ideas y sé el mejor.
  4. Diviértete y cuida a tu equipo.
  5. Nunca te rindas.
  6. Haz muchas listas y siempre ponte nuevos retos.
  7. Pasa tiempo con tu familia y aprende a delegar.
  8. Apaga la TV y haz cosas al aire libre.
  9. Cuando las personas dicen cosas malas de ti, demuéstrales que están equivocados.
  10. Haz lo que te gusta y ten un sofá en la cocina.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Gerardo Garibay Ca...

POPULAR VIDEO

Por: Andrés Navarro y Redacción PZ

A las 19.06 del lluvioso y frío 13 de marzo de 2013, la popular fumata blanca de la Capilla Sixtina, anunciaba al mundo la elección del nuevo líder espiritual de los 1,200 millones de católicos romanos alrededor del planeta.

El júbilo y el nerviosismo crecían al pasar los segundos. El repique de las campanas de la Basílica de San Pedro y los miles de asistentes cantando El Salve generaban un ambiente especial… los rumores aseguraban que el nuevo Papa era Angelo Scola, sin embargo; a las 20:12 el nombre de Jorge Bergoglio era señalado como nuevo pontífice quien adoptaba por nombre: Francisco.

¡Argentino y jesuita! decían. Poco se sabía del sucesor número 266 de Pedro, quien desde el primer momento, al rechazar anillo y vestimentas de oro daba muestras de que el juego era distinto.

Tímido y solitario. Pasa muchas horas rezando. Gusta de la lectura, la ópera y el tango. No mira televisión, pero lee periódicos. Se despierta a las 4:30 horas y se duerme a las 9:00 pm. Come moderadamente y utiliza máquina de escribir. Su oficina tiene un ambiente simple y austero. Sobre el escritorio, el espacio de trabajo es pequeño, solo los muebles esenciales. Pocos libros, pocos papeles, pocos objetos. Una imagen de San Francisco, una estatua de nuestra Señora de Luján patrona de Argentina, un crucifijo y una estatua de San José. No tiene corte pontificia, viaja en un Ford Focus o en transporte público. Su habitación solo tiene un estudio y un baño… Su personalidad y sus maneras no dejan de sorprender al mundo.

De nombre secular Jorge Mario Bergoglio, nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia católica en el barrio porteño de Flores, fue el mayor de los cinco hijos del matrimonio formado por Mario José Bergoglio (contador y empleado en el ferrocarril) y Regina María Sívori (ama de casa) quien según su hijo, “cocinaba como los dioses” ambos de familias inmigrantes italianas.

Graduado como técnico químico y a pesar de sentir ya una gran vocación religiosa, trabajó en el laboratorio Hickethier-Bachmann realizando análisis bromatológicos para controlar la higiene de productos alimenticios. A los 21 años, decidió ingresar al seminario del barrio Villa Devoto como novicio de la Compañía de Jesús para convertirse en sacerdote.

Además de los cursos esenciales para su formación sacerdotal, estudió historia, literatura, latín, griego y teología. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969, a los 33 años de edad.

En julio de 1973, con apenas 37 años, fue nombrado Prepósito Provincial de la Argentina, máximo escalafón nacional entre los jesuitas, dando cauce a órdenes superiores muy controvertidas como la de “transferir la administración de la Universidad del Salvador a una asociación civil integrada por laicos”. El hecho, generó una gran polémica por lo que significaba y representó para el joven Bergoglio, una sombra que lo ha perseguido hasta nuestros días.

Para 1976, Argentina atravesaba uno de los periodos políticos más convulsionados de su historia. Una nueva dictadura perseguía a los sacerdotes, los secuestraba, torturaba y asesinaba. Algunas voces aseguran que Bergoglio tuvo vínculos con la dictadura, sin embargo; su biógrafo asegura que el entonces cabeza de los jesuitas argentinos, llegó inclusive a esconder personas en las iglesias y a prestar sus documentos personales a perseguidos con quienes tenía un parecido físico, con el fin de salvarlos de una muerte segura.

Fue rector del Colegio Máximo de San Miguel entre 1980 y 1986, periodo en el cual concluyó su tesis en Alemania donde adoptó la veneración a la Virgen Desatanudos que importó a la iglesia de San José del Talar en el barrio porteño de Agronomía, donde congrega hoy a miles de fieles.

Entre 1990 y 1992, un episodio obscuro existe en la vida del Papa Francisco. La Compañía, lo envió a la casa de los jesuitas en Córdoba; los motivos nunca han sido revelados pero se sabía que era en situación de castigo. Algunos señalan que fue por “errores” cometidos cuando estuvo al frente de la congregación, otros, por razones internas más complejas.

“Bergoglio permaneció en la más profunda soledad. No tenía una misión, parecía estar bien de ánimo, pero pasaba horas sentado en la casa mirando el vacío, con la mirada perdida” confiesa un jesuita que lo conoce bien y pidió mantenerse en el anonimato, sin embargo; su suerte cambiaría.

El 20 de mayo de 1992 fue consagrado como obispo titular de Oca, 5 años más tarde fue designado arzobispo coadjutor de la arquidiócesis de Buenos Aires y poco tiempo después, tomó el cargo de arzobispo.

Su ascensión no se detuvo, para febrero de 2001 fue ordenado Cardenal, formando parte de las Comisiones para América Latina, la congregación para el Clero, el Consejo para la Familia y muchas más.

Como arzobispo y cardenal, fue conocido por su humildad, conservadurismo y su impulso a la cercanía de la Iglesia con los pobres y marginados de la sociedad. Celebraba misas con prostitutas, visitaba cárceles y se hacía presente con víctimas de accidentes de tránsito. Estas actitudes eran admiradas por sus amigos, pero criticadas por sus enemigos quienes las señalaban como “pura demagogia”.

Uno de sus detractores, el jesuita José María Meiseigeier, de origen alemán y director de un instituto de investigaciones señala que “es un desesperado por el poder. Ambicioso y calculador. Todo lo que hace lo realiza con una intención política… Si te colocas enfrente, te pasa por encima. Es un estratega político y es de cuidado”.

Al fallecer Juan Pablo II, en 2005, el Cardenal Bergoglio se encontraba entre la lista de papables y se decía que competía en número de votos con Joseph Ratzinger, sin embargo; hay quienes aseguran que hizo una súplica en el cónclave pidiendo a los cardenales que no votaran por él.

Ratzinger, ungido como Papa, tuvo un gesto hacia Bergoglio al designarlo miembro de la Pontificia Comisión para América Latina, lo que se interpretó como un mensaje implícito de confianza y liderazgo hacia él.

Al renunciar Benedicto XVI, su perfil y características personales, lo catalogaron como un candidato reformista con capacidad para reformar la curia romana, a pesar de ello y del apoyo moral de su predecesor, no figuraba entre los papables más sonados.

De acuerdo con el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, fue su ponencia ante los cardenales, justo antes de comenzar el cónclave lo que lo enfiló a la “Silla del Pescador” como el Papa llama al trono de Pedro. En dicha presentación, expresó que “La iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las existenciales; las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria”, así mismo, señaló que “la Iglesia era una institución autorreferencial, centrada en sí misma y que creía tener luz propia”.

Las personas que lo conocen, dicen que en el Papa Francisco convive la dualidad, la del padre que ordena y la del pastor que guía a las ovejas. Su posición es conservadora en temas como el aborto, el sacerdocio de las mujeres y el matrimonio igualitario; pero intolerante ante la pederastia y la corrupción dentro del Vaticano, sin embargo; su formación jesuita le permite ser flexible de pensamiento y debatir temas ríspidos y controvertidos.

A decir de Guillermo Marcó, su ex vocero en Buenos Aires, “el Papa Francisco, insiste mucho sobre la misericordia. No quiere cambiar la doctrina, pero si la forma de acercarse a los problemas. Sabe que la condena per sé no sirve y que es preciso acercarse a la gente sin ser muy rígidos ni permisivos”.

Lo anterior podría explicar su actitud y respuesta ante los gays, los ateos y aquellos creyentes de otras religiones. Sus posiciones, su tolerancia, su tono y sus intenciones, le han atraído millones de admiradores no católicos lo que lo ha catapultado al rol de rockstar – el Papa cool, le llaman algunos.

Además de mostrar un rostro humano – ese que dice que a veces se queda dormido antes de terminar sus oraciones nocturnas – el Papa se ha caracterizado por mencionar continuamente a los pobres y a los desposeídos. Crítico de un sistema económico que “mata y es injusto de raíz” ha atacado la cultura del desperdicio y ha puesto a la pobreza al frente de las prioridades de su pontificado.

La distancia que ha tomado respecto a la iglesia tradicional, las reformas que ha impulsado y su discurso directo han hecho que la revista Time lo considerara como “persona del año” y que la revista musical Rolling Stone, lo publicara en la portada de su edición internacional.

En 2012, le dijo al diario italiano La Stampa que los males de la Iglesia católica se llamaban “arribismo y vanidad”, su electrizante estilo a lo largo de su primer año de pontificado ha demostrado que con la llegada del Papa de los pobres a San Pedro, soplan los vientos de cambio en el Vaticano.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: JOSEP BATLLÉ TW. jo...

POPULAR VIDEO

Por: A. Samuels & Redacción PZ

 

La mítica Oprah Gail Winfrey, magnate de los medios de comunicación, anfitriona de programas de televisión, actriz, productora y filántropa, es además de todo lo anterior, un ejemplo vivo de lo que el talento, la voluntad y el deseo de triunfar son capaces cuando se unen.

Es considerada por muchos la reina de la televisión norteamericana, la afroamericana más rica del Siglo XX y de acuerdo con muchos listados, es la mujer más influyente del mundo, sin embargo; su historia no siempre fue así.

Oprah nació el 29 de enero de 1954 en Kosciusko, una comunidad rural y pobre del sureño estado de Mississippi. Hija de una madre soltera adolescente y de un peluquero,  quien los abandono al poco tiempo de nacida. Debido a las dificultades que experimentaban, la madre de Winfrey decidió enviarla con su abuela, quien era tan pobre que algunas veces vestía a su nieta con vestidos fabricados con sacos para papas. Su abuela, Hatie Mae Lee, la enseñó a leer antes de los 3 años y a recitar de memoria versículos de la Biblia, por lo que era conocida en la iglesia local como “la predicadora”.

A los 6 años, se reunió nuevamente con su madre quien tenía ya otra hija, se mudaron a Milwaukee y dos años más tarde, debido a las dificultades económicas de la familia, Oprah fue enviada a vivir a Tennessee con su padre biológico. En ese periodo, la madre dio a luz a un niño y una niña, todos medios hermanos entre sí.

Al cumplir los 9, fue violada sexualmente por uno de sus primos, 10 años mayor que ella, situación que se repitió durante los siguientes 4 años, en los que lo comentó con el resto de su familia, pero fue simplemente ignorada. A los 13 huyó de casa y comenzó a asistir a la Lincoln High School, debido a su desempeño académico fue transferida a la Nicolet High School, ubicada en un barrio rico, donde su pobreza le era restregada por sus compañeros todos los días. A razón de esto, comenzó a robar a su madre y a tener problemas, por lo que fue enviada nuevamente a vivir con su padre a Nashville, Tennessee.

Vernon, quien con disciplina había logrado convertirse en oficial del ejército y miembro del ayuntamiento de su ciudad, era muy exigente e hizo de la educación de la futura reina de los medios, la prioridad. Oprah comenzó a rectificar el camino, se convirtió en una estudiante destacada y en la más popular de la escuela y ganó un Concurso de Oratoria que le hizo acreedora a una beca completa en la Universidad Estatal de Tennessee, donde estudiaría comunicación.

En 1971, Winfrey ganó el certamen estatal de belleza, no por sus atributos físicos, sino por sus respuestas. Una estación de radio le ofreció un puesto como reportera  de medio tiempo y logró así combinar trabajo con estudios durante 3 años. Al trabajar en el canal de televisión local, se convirtió en la titular de noticias más joven y la primera mujer afroamericana en la popular WLAC-TV.

Cinco años después, la WJZ-TV de Baltimore, le ofreció compartir su espacio noticioso más popular, “Six o’clock news” (Las noticias de las seis) y más tarde a conducir un talk show local con gran audiencia llamado “People Are Talking”, donde llamó la atención por su sencillez, facilidad y seguridad al conversar con sus entrevistados.

“Mi abuela siempre me animó a hablar con el micrófono, a sentirme segura en el escenario y frente a los demás. Hattie Mae hizo que tuviera una opinión positiva de mi misma” aseguró en una entrevista.

Para 1983, el nombre de Oprah comenzaba a pesar en los medios televisivos de los Estados Unidos y aceptó la oferta realizada por WLS-TV de Chicago para conducir “AM Chicago” un show de media hora que era el último en rating de la televisión local, sin embargo; a los pocos meses de conducirlo, lo convirtió en el programa local con mayor audiencia de la televisión y esto atrajo la atención de King World, una compañía productora, filial de la CBS, quien le ofreció realizar su propio programa con una duración de una hora completa y transmisión nacional. “The Oprah Winfrey Show” transmitió por primera vez el 8 de septiembre de 1986 y se convirtió en el programa más visto de los Estados Unidos.

Los críticos la amaron, le llamaban “un banquete completo, fuerte, agresiva, simpática, amable y amorosa, inteligente, genuina y con una capacidad extraordinaria de empatía que convierte sus programas en una terapia grupal”. Lo que comenzó como un programa de revista, se convirtió en uno donde se abordaban todos los temas, desde enfermedades del corazón, geopolítica, espiritualidad y meditación, hasta entrevistas con celebridades y mucho más.

En 1993, su programa de entrevista en vivo a Michael Jackson, se colocó como el cuarto programa más visto en la historia de la televisión norteamericana y como la entrevista más vista, con una audiencia de 37 millones de personas.

A raíz de su éxito en la pantalla chica, Winfrey comenzó a diversificar sus actividades y sus empresas, financiando y produciendo filmes y miniseries independientes tales como The Women of Brewster Place. Además fundó en 1998, en asociación con Geraldine Laybourne, ejecutiva de Nickelodeon, el canal de Televisión para mujeres Oxygen, el cual fue adquirido por NBC en la cantidad de $925 millones de dólares.

Así mismo, fundó Harpo Productions, empresa que preside y la cual es propietaria de los programas y contenidos generados por ella y su equipo. En enero de 2008, Oprah Winfrey logró asociarse con Discovery Communications para transformar el popular Discovery Health Channel en OWN: Oprah Winfrey Network, el cual fue lanzado al mercado el 1 de enero del año 2011.

Cinco meses después, el 25 de mayo y tras 4,561 emisiones y 25 años de récords, el capítulo final de “The Oprah Winfrey Show” fue transmitido, el cuál despidió con lágrimas, dirigiéndose a la audiencia ““De todos ustedes, cuyos nombres jamás sabré, aprendí lo que es el amor. Ustedes y el show, han sido el gran amor de mi vida”.

Si bien es en la Televisión donde su presencia fue y ha sido preponderante, Oprah Winfrey ha incursionado en los diferentes ámbitos de las comunicaciones: La industria fílmica, la editorial, la radio y el internet.

Participó como actriz, en “El color púrpura” película dirigida por Steven Spielberg, con la cual fue nominada a un Oscar como Mejor Actriz de Reparto. Así mismo, ha producido diversos filmes, uno de ellos llamado “Beloved” el cual era una adaptación de la galardonada novela de Toni Morrison pero fue un fracaso en taquilla, ya que perdió alrededor de 30 Millones de dólares.

En fechas más recientes, Harpo Productions firmó un acuerdo exclusivo con HBO para desarrollar y producir documentales, y ella ha aparecido en dos filmes en los últimos dos años: “El Mayordomo de la Casa Blanca” y “Selma”, siendo en esta última, actriz y productora ejecutiva.

Winfrey ha escrito 5 libros y es responsable de la publicación mensual de “O, The Oprah Magazine” la cual ha sido considerada por la revista Fortune, como la start-up más exitosa en la historia de los medios impresos, la cual ha alcanzado una circulación anual de 2’300,000 revistas y ventas por suscripción de alrededor de 10 millones de dólares anuales.

En radio, Winfrey firmó un contrato por 3 años y 55 millones de dólares con XM Satellite Radio para establecer el canal Oprah Radio, el cual tiene una programación continua 24 horas al día, los 7 días de la semana y en el cual reúne a diferentes colaboradores del show de televisión y cuenta con una charla semanal de 30 minutos de la titular del canal.

Como si faltara algún medio por cubrir, lanzó el sitio Oprah.com con el fin de posicionarse en internet y para proveer diferente material y contenido interactivo acerca de sus shows, libros, presentaciones y demás. El sitio recibe en promedio 70 millones de visitas cada mes y cuenta con más de 6 millones de usuarios únicos. Esto ha servido para montar y lanzar campañas contra personas acusadas de violencia y abuso infantil, a favor de la educación y muchas más.

Después de vivir una infancia y juventud tan complicada, Oprah es una ferviente creyente del poder de la filantropía y de la obligación de los poderosos de llevarla a cabo. Durante el año 2004, Winfrey ingresó a la lista de los 50 americanos más generosos, ranking en el que ha permanecido constantemente y de acuerdo con diversos informes de los Estados Unidos, hasta el cierre fiscal de 2012, había donado más de 400 millones de dólares de su riqueza personal a causas educativas y académicas.

De la misma forma, es conocido que para celebrar sus 20 años en la televisión y a manera de agradecimiento, pagó las vacaciones de sus empleados y sus familias (1,065 personas en total) de una semana en Hawaii durante el verano del 2006.

Ha sido tal el impacto e influencia de sus iniciativas en la sociedad americana, que los sociólogos hablan del “efecto Oprah”  sobre decisiones de compra y apoyo, el cual aplica a productos de consumo, libros, cuestiones electorales y hasta la posición social sobre temas tan controvertidos para muchos sectores, como la aceptación de la comunidad gay. El Wall Street Journal acuñó el término “Oprahficación” de la sociedad americana, el cual tiene que ver con confesar en público cuestiones privadas, aún frente a personas desconocidas.

Deborah Tannen, columnista de la revista Time, la cataloga como un genio. “Winfrey descubrió el poder de la televisión para mezclar lo público y lo privado, mientras relacionaba a personas totalmente extrañas. Oprah llegó a ser un miembro más de la familia de cada norteamericano, cenaba con cada familia todas las noches y tiene un poder especial para que a la gente le importe el tema… pero lo logra porque a ella le importa. Ahí reside la genialidad de Oprah y ese será su legado”

Durante el discurso de graduación de 2013 en la Universidad de Harvard, en el que Winfrey fue la oradora principal, comentó que “uno logra el éxito a través de las pérdidas… ahí está la clave, en aprender de cada error, de cada experiencia y encontronazo… y después, es necesario desarrollar un GPS moral y emocional interno que nos diga y nos lleve a donde tenemos que ir… en otras palabras, debemos empezar exactamente donde estamos y no esperar las condiciones perfectas para comenzar a cumplir nuestros sueños”.

Para alguien a quien el destino parecía que nunca le sonreiría, su determinación y su deseo de superarse cada día, la llevaron  muy lejos y al preguntarle cómo comenzó todo esto es lo que responde: “Cuando era joven, vi a Bárbara Walters, (una afamada periodista), realizando entrevistas en ‘Today Show’ y ella se convirtió en mi modelo a seguir. Me dije: Ahí está esa mujer, ocupando un espacio de influencia… tal vez yo pudiera ocupar uno también”… y vaya que lo ha ocupado.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Juan David Betancu...

POPULAR VIDEO

Por: Redacción PZ

De acuerdo con los productores de Hollywood, en aquellas historias donde nuestro planeta se prepara para catástrofes y destrucción, la ciudad de Nueva York resulta necesaria y fundamental por su gran población intercultural ya que ninguna otra ciudad resulta tan familiar como “La Gran Manzana” para el mundo occidental.

Fundada en 1624, la ciudad del poder global en cuanto a finanzas, diplomacia, arte, moda, comercio y entretenimiento, ha vivido a lo largo de su historia, luces y sombras; y muchos de sus brillos más recientes se los debe a su habitante predilecto: Michael Bloomberg, quien fungió como su alcalde de 2002 a 2013.

Michael Rubens Bloomberg, nació en la ciudad de Boston, Massachusetts (MA) el 14 de Febrero de 1942 en el seno de una familia judía proveniente de Bielorrusia. Creció en Medford, MA., y se graduó como ingeniero en la Universidad Johns Hopkins, la cual pagó con préstamos y trabajando como asistente en un estacionamiento. Al terminar sus estudios, ingresó a la Harvard Business School y fue contratado en Salomon Brothers, firma financiera de Wall Street, para tomar un puesto en uno de los niveles más bajos de su estructura organizacional.

Bloomberg rápidamente subió a través de los rangos en la empresa, supervisando operaciones de capital y ventas antes de trabajar en los sistemas de información de la firma.

Cuando Salomon fue adquirida en 1981, dejó la firma con el objetivo de formar una compañía de tecnología de información que ofreciera transparencia y eficiencia en la compra y venta de instrumentos financieros, así, Bloomberg LP fue lanzado desde una oficina que solo tenía un escritorio y 33 años después, es una compañía global, presente en 73 países alrededor del mundo con más de 15,000 empleados.

Durante su administración como Alcalde, de 2002 a 2013, Bloomberg transmitió su estilo innovador al gobierno de la ciudad. Rescató un sistema público de educación que se encontraba en pésimo estado mediante la elevación de los estándares académicos y haciendo responsables a las escuelas por sus propios éxitos y fracasos.

Estimuló el crecimiento económico y la creación de empleos al revitalizar viejas áreas industriales, fomentar el emprendedurismo, apoyar a los pequeños negocios y fortalecer industrias clave, tales como: nuevos medios, cine, televisión, bio ciencia, tecnología y turismo.

Sus políticas ayudaron a que la ciudad de Nueva York presentara niveles récord en cuanto a crecimiento del sector privado en vecindarios y zonas de la ciudad que presentaban problemas económicos.

Su pasión por la salud pública, lo llevó a impulsar nuevas estrategias que se convirtieron en modelos nacionales, incluyendo la prohibición de fumar en todos los lugares cerrados, así como en los parques y las playas. Como resultado de sus iniciativas y su aceptación por parte de los neoyorquinos, ¡la expectativa de vida aumentó 3 años!

Impulsó esfuerzos sin precedentes en la lucha contra la pobreza urbana, incluyendo la “Young Men’s Initiative” y el Centro para las Oportunidades Económicas, cuyos programas han sido replicados en los Estados Unidos. Como consecuencia, la marginalidad disminuyó 25 por ciento y Nueva York fue la única ciudad grande del país donde la pobreza disminuyó entre 2000 y 2012.

De la misma forma, creó planes innovadores para contrarrestar el cambio climático y promover el desarrollo sustentable, los cuales ayudaron a cortar la huella de carbono de la ciudad en 20 por ciento. Su creencia de que los Alcaldes y líderes empresariales pueden causar efecto en Washington, lo llevaron a lanzar coaliciones nacionales bipartidistas para combatir la venta ilegal de armas, apoyar la reforma migratoria e invertir en infraestructura.

Trabajó para expandir el apoyo a las comunidades artísticas y las organizaciones de arte, ayudando a crear más de 100 comisiones permanentes para el arte público.

Al terminar su administración, Bloomberg regresó a su compañía y desde entonces, ha dedicado más tiempo a la filantropía, la que ha sido una prioridad durante toda su carrera.

El día de hoy, Bloomberg Philantropies emplea un sistema de datos único que ayuda a cambiar el mundo a través de las experiencias recabadas como emprendedor y alcalde. Además de las cinco áreas de enfoque: salud pública, artes y cultura, medio ambiente, educación e innovación gubernamental; Bloomberg ha continuado apoyando proyectos de gran importancia para él, incluyendo su alma mater, la Universidad John Hopkins, de la cual fue Presidente del Consejo Directivo de 1996 a 2001.

La escuela de Higiene y Salud Pública – con las instalaciones sanitarias más grandes de los Estados Unidos – lleva su nombre, en reconocimiento de su compromiso y apoyo. Hasta la fecha, el controvertido ex alcalde ha donado más de 2,400 millones de dólares a una gran variedad de causas y organizaciones.

Como miembro del C40 – Grupo de Liderazgo sobre el clima – atrajo la atención internacional al papel fundamental de las ciudades en la lucha contra los cambios y riesgos climáticos.

En los primeros meses del 2014, el Secretario General de la ONU, el coreano Ban Ki-moon, lo designó como “Enviado especial para las ciudades y el cambio climático”, donde se enfocará en ayudar a otras ciudades y países a establecer y alcanzar cambios y metas más ambiciosas al respecto.

Ya salvó Nueva York, parecer ser que ahora quiere salvar al mundo.

#Posiciones&Acciones

CAMBIO CLIMÁTICO

Convirtió el 15% de los taxis en ecológicos y plantó más de 315,000 árboles. Varios edificios públicos han mejorado su eficiencia energética y han reducido las emisiones de carbón así como sus costos de operación.

CONTROL DE ARMAS

En sociedad con Thomas Menino (ex alcalde de Boston) y una coalición de 15 alcaldes fundó la organización “Alcaldes contra las armas ilegales” y hasta la fecha tienen más de millón y medio de miembros, entre madres de familia, policías, maestros, sobrevivientes y más de 1000 alcaldes y ex alcaldes.

SEGURIDAD NACIONAL

Creó la coordinación antiterrorismo más eficiente y completa del país, formada por más de 1,000 miembros del Departamento de Policía.

INMIGRACIÓN

En conjunto con Rupert Murdoch, CEO de News Corp, formó la “Sociedad para una nueva economía americana”, una coalición bipartidista de alcaldes y CEO’s con el objetivo de presionar al Congreso para que promulguen pronto la Reforma Migratoria.

OBESIDAD

La obesidad castiga al 58% de los adultos neoyorkinos y tiene un costo anual para la ciudad de 4,000 Millones de dólares, por ello buscó prohibir las bebidas azucaradas de alto contenido calórico.

INNOVACIÓN

Además de sus programas y políticas audaces, creo el servicio 311, una línea para obtener información del gobierno y solicitar servicios – excepto de emergencia – así como un nuevo ordenamiento para regular el ruido en la ciudad y un programa de limpieza que dejó a la ciudad en el mejor estado de los últimos 30 años.

EDUCACIÓN

Hizo de la reforma educativa su principal tema de la agenda. Trabajó – contra todo – para tomar el control de la educación, a través de un sistema que reportaba directamente al Alcalde. Los resultados: el rezago disminuyó y la violencia escolar está en el punto más bajo de la historia.

“NO NOS ELIGEN PARA DEBATIR, NOS ELIGEN PARA HACER QUE LAS COSAS SUCEDAN”

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: Gerardo Garibay Ca...

POPULAR VIDEO

Por Andrés Navarro y Redacción PZ.

 

Yahoo es enorme. La cuarta empresa de internet y la cuarta mayor vendedora de publicidad en línea de los Estados Unidos. El destino más popular para juegos deportivos de fantasía, una de las páginas de noticias más leídas del mundo, el lugar ocho entre los servicios de correo electrónico gratuito y en los últimos meses ha logrado tener ventas por más de mil millones de dólares. Es una empresa muy rica, sin embargo; matemáticamente no vale nada… este es el reto de Marissa Mayer, su Directora Ejecutiva, quien llegó de Google para revolucionar al gigante morado del internet.

Nacida en Wausau, Wisconsin el 30 de mayo de 1975; Marissa Ann Mayer describe sus primeros años como los de una niña de una población pequeña que tomaba clases de ballet, patinaba en hielo y competía con el equipo de debate de su escuela. Hija de un ingeniero y de una maestra de arte, demostró a temprana edad su afinidad por las matemáticas y la ciencia. Mientras estudiaba la preparatoria, trabajó como cajera en una pequeña tienda de abarrotes y memorizó los precios de cientos de artículo con el fin de facilitar el proceso de cobro.

Siempre quiso ser Pediatra Neurocirujana, pero mientras estudiaba en la Universidad de Stanford, desarrolló su pasión por las computadoras y obtuvo la licenciatura en sistemas simbólicos además de una Maestría en Ciencias Computacionales con especialización en inteligencia artificial. Antes de terminar sus estudios impartió clases de Programación y fue acreedora a dos reconocimientos por sus contribuciones a la educación universitaria y sus prácticas profesionales en la Universidad de Stanford y el banco suizo UBS resultaron en 14 diferentes ofertas laborales ¡aún antes de graduarse!

La última de las ofertas llegó cuando ella ya había decidido su siguiente paso, pero el destino tenía otros planes. Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, la habían entrevistado pero en 1999 su empresa no era lo que hoy es y apenas contaba con 19 empleados. La oferta era retadora: sería la primera mujer ingeniera y dirigiría los trabajos de las interfaces de usuario de Google y los equipos de servidores web.

Su desempeño en el gran buscador fue más que notable. Coordinó los trabajos de algunas de las aplicaciones más importantes y exitosas, tales como Google Maps, Google Earth, Street View, Google News y Gmail. Debido a su buen gusto y aptitud para el diseño, los fundadores de Google la hicieron responsable del “look” de la empresa y de aprobar cada uno de los “doodles” que aparecen en la página principal de la misma.

Tras 10 años ayudando a construir una de las organizaciones más admiradas en el orbe, acumuló honores por su trabajo, atención al detalle y diseño, sin embargo; después de ser relegada del “equipo L”, el equipo considerado el sanedrín de Google donde se decide la estrategia y las adquisiciones, comenzó a buscar nuevos horizontes.

A los 37 años era una de las personalidades del mundo tech más visibles. “Es por donde lo quieras ver, muy famosa” aseguraba Dylan Casey, amigo personal de Mayer y ex googler. Brillaba con la prensa por su accesibilidad y naturalidad en una industria notable por sus genios aislados y tartamudos.

Se convirtió poco a poco en un referente social y tecnológico. Frustrada con los resultados en Google, hizo lo que cualquier ejecutivo con experiencia hubiera hecho: apuntaló su marca personal mientras analizaba su siguiente movimiento. Se consiguió un lugar en la Mesa Directiva de Walmart y tomó una decisión muy personal, que hubiera significado un obstáculo profesional para cualquier otra persona: se embarazó.

Aún no pasaban 12 meses de haberse separado de Google y en julio de 2012, se conocía la noticia de que sería designada como CEO de Yahoo Inc, convirtiéndose así en una de las 20 mujeres CEO que dirigían alguna de las 500 Empresas de Fortune – y la única que lo hacía embarazada. Yahoo era una marca subvaluada que sufría fugas de talento y años de caos en sus decisiones estratégicas, las acciones iban en picada por los resultados alcanzados – 17% de búsquedas anuales, 10% menos tiempo de los usuarios en sus sitios, abundaban los despidos y disminuían las ventas de manera dramática. El objetivo era claro: corregir las velas, ajustarlas y retomar el rumbo.

Desde sus primeras semanas tomó decisiones importantes con el fin de dar un giro de 180 grados a Yahoo. Renovó personal clave: un nuevo CFO, un nuevo jefe de marketing, una nueva cabeza de Recursos Humanos y nuevos publicistas; hizo disponibles 4 mil millones de dólares en efectivo, creando expectativas sobre anuncios de adquisiciones importantes y se enfocó en levantar la moral de sus colaboradores, al regalar los alimentos de la cafetería y mejorar las instalaciones del gimnasio corporativo y el estacionamiento.

De la misma forma, en un esfuerzo por reducir los procesos burocráticos de la compañía y hacer una cultura de excelencia, lanzó un programa en línea llamado PB&J, el cual concentraba las quejas y sugerencias de todos los empleados y las sometía a votación; si un problema generaba por lo menos 50 votos, se investigaba automáticamente.

A comienzos de 2013, Jackie Reses, Directora de Recursos Humanos envió un memo diciendo a todos los empleados remotos que, para junio de ese mismo año, todos deberían estar trabajando en las oficinas de la empresa y quien no estuviera de acuerdo, debía renunciar. Así, se daba por terminada la política de trabajo desde casa – una de las insignias de Yahoo – que respondía a los resultados de un estudio mandado hacer por su nueva y energética cabeza que aseguraba que la gran mayoría de estos empleados no estaban siendo productivos, no tenían un sentido de pertenencia a la empresa y poco generaban en cuanto a la colaboración entre diferentes áreas de la misma… esta decisión le trajo toda clase de aplausos y halagos por parte de la prensa especializada como Business Insider, Money CNN y  Forbes. Todos coincidían en que la súper estrella había llegado para hacer cambios de fondo.

Para abril del mismo año, volvió a ser noticia. Mayer cambió la política de permiso por maternidad, permitiendo periodos de ausencia más largos y proporcionando un bono en efectivo a los padres, poniendo así en la agenda de la industria distintos temas a debate tales como: embarazo en las ejecutivas, atención a los recién nacidos y familia… y aunque Mayer ha dejado de lado la controversia y las críticas por su propia feminidad, pareciera ser que es un tema inevitable a pesar de los grandes resultados de los últimos dos años.

Con apenas 24 meses a cargo del gigante ha tenido éxitos rotundos. Motivó una fuerza laboral que parecía débil, invirtió casi 1,300 millones de dólares en la compra de 36 compañías – incluyendo la red social Tumblr. Ha lanzado una gran cantidad de nuevos productos, revistas digitales, versiones móviles de sus herramientas y una aplicación para teléfonos inteligentes que ganó elogios y aplausos por parte de Apple y su quisquilloso departamento de diseño. Logró detener las pérdidas y comenzó a ganar en número de usuarios.

Por otro lado, la acción de Yahoo ha duplicado su valor, pero aseguran algunos analistas que la fuerza de la acción viene más de sus inversiones en Asia que de las decisiones realizadas por Mayer. Con 35% de Yahoo Japón y 24% del motor de búsqueda chino de productos Alibaba, que está a punto de realizar la Oferta Pública Inicial de acciones más grande en la historia de la tecnología y tan solo el valor de la inversión de Yahoo podría rebasar los 40,000 millones de dólares. Es por eso que  algunos inversionistas afirman que el “core business” de Yahoo, vale prácticamente nada.

El reto siguiente es reformar el negocio de la publicidad que genera el 80% de sus ingresos pero continúa a la baja, sin embargo; Mayer asevera que hará lo necesario para mejorarlo de la manera que siempre ha logrado sus objetivos: “trabajando con las personas más inteligentes que encuentres y teniendo retos que parecen demasiado grandes”.

SOCIAL

LO MÁS DESTACADO

Por: R. Eco. Mendacione...

POPULAR VIDEO

PUBLICACIONES RECIENTES

Por: Gabriel Hernández ...